CIUDAD MCY.- El candidato ultraderechista, Jair Bolsonaro, mientras más exhibe sus ideas y propuestas más asusta al pueblo, manifestó la expresidenta Dilma Rousseff, reseñó el portal web Prensa Latina.

En una entrevista a un medio local, Rousseff expresó que en la actualidad las encuestas de intención de voto, la candidatura de Bolsonaro, “está muriendo por la boca”.

De cara a las elecciones de este domingo, la expresidenta de Brasil insistió en que el candidato del Partido Social Liberal (PSL) representa la violencia y la extrema derecha en el país, “es hoy la expresión de lo que puede ser más peligroso y amenazador para la democracia, la libertad y la vida de los brasileños”.

Al respecto, enumeró 10 motivos para negarle el voto al ex capitán del Ejército, el primero de los cuales es la amenaza lanzada el último domingo, cuando declaró abiertamente que encarcelará o expulsará del país a quien no se sometiera a las pautas de su gobierno.

Aseguró que el apoyo de Bolsonaro es el regreso a la dictadura militar, a la tortura y el asesinato de opositores; una larga lista de actos de machismo y afronta a las mujeres.

En este sentido, Rousseff señala que dichos actos estimulan a la intolerancia a una parte de sus seguidores a cometer todo tipo de violencia contra hombres, mujeres, ancianos, personas de piel negra y en la comunidad sexo diversos.

Asimismo, incita a los ataques a los adversarios a través de la red social Whatsapp, “un servicio ilegal pagado por empresarios que lo apoyan (Jair Bolsonaro)”, agregó Rousseff.

Por el contrario, acotó la ex mandataria, que el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, crece el apoyo popular en los últimos días “porque muchos brasileños percibieron que encarna el deseo de preservación del orden democrático, de la civilización y de la paz”.

El jueves 25 de octubre se reveló una nueva encuesta por el instituto Datafolha en que precisa que el contendiente del PSL cae tres puntos porcentuales y ahora tiene el 56 por ciento de los sufragios válidos, en tanto el candidato del PT creció en la misma medida y llegó a un 44 por ciento en la intención de voto.

En lo concerniente a votos totales (incluyendo blancos y nulos), la diferencia entre uno y otro es de 10 puntos porcentuales (48-38).

Información VTV