CIUDAD MCY.- El mundo árabe es el lugar más peligroso del mundo para periodistas, ratificó una conferencia de expertos organizada por la Unesco en esta capital.

Bajo el título, Fin de la impunidad por crímenes y ataques contra periodistas en el mundo árabe, la cita reunió a profesionales de varios países.

La Organización de la ONU para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO), documentó el asesinato de más de mil periodistas desde 2006, más de un tercio de los cuales ocurrieron en la región.

Mientras, la responsabilidad de los perpetradores es baja; solo dos por ciento de esos crímenes los procesó la justicia.

Si bien El Líbano es mucho más seguro que otros países en la región, la presidente de la Fundación Samir Kassir, Giselle Khoury, opinó que hacer buen periodismo se ha vuelto más difícil ahora que durante la guerra civil de 1975 a 1990.

Khoury expresó sobre la falta de protección para los informadores dedicados al periodismo de investigación.'Nuestros políticos son peores que en el momento de la Guerra Civil’, agregó.

El abogado y exdiputado Ghassan Moukheiber indicó que hoy mueren menos periodistas en El Líbano que durante la Guerra Civil, aunque sigue siendo un lugar peligroso para los medios informativos.

‘Hay dos maneras de matar a un periodista, físicamente o acallando su voz. Necesitamos garantizar su protección porque los han silenciado’, subrayó.

Moukheiber comentó de algunos avances como la aprobación de protecciones legales y una cultura de transparencia.

Al respecto, citó el episodio del año pasado sobre la ley del Derecho de Acceso a la Información, así como el de protección a los denunciantes.

En este último caso, precisó, hay una enmienda que, en casos de presunta difamación, exigiría del tribunal la presentación de pruebas por el demandante, no solo su palabra.

De acuerdo con el director de la Ong Alef, Georges Ghali, existen muchas protecciones legales para periodistas… ‘hay buenas leyes, solo mala interpretación e implementación’, indicó.

Información PRENSA LATINA