La oposición venezolana vive un proceso de división interna y desmotivación.

**Para el periodista y analista político, la disolución de alianzas y la disparidad de criterios aumenta un clima de desánimo y confusión en la militancia opositora.

CIUDAD MCY.- Fuentes de Estados Unidos (EEUU), la Unión Europea (UE) y algunos países de América Latina coinciden en que los planes políticos y militares están listos para poner en marcha una intervención en Venezuela. Sin embargo, Washington considera que es necesario esperar las elecciones del congreso norteamericano en noviembre de este año, afirmó este domingo el periodista y analista político José Vicente Rangel.

Una derrota de Trump en ese escenario paralizaría muchas acciones, entre ellas la intervención armada en Venezuela, apuntó durante la sección Confidenciales de su programa José Vicente hoy.

A su juicio, otro de los factores a favor del país suramericano es que su poder militar es sólido, disciplinado e inspirado en una doctrina bolivariana “fundamentada en el binomio Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)-Pueblo”.

El comunicador social recalcó que la FANB cuenta con 400 mil funcionarios con equipamiento moderno y actualizado, además de 1 millón de efectivos de la Milicia Nacional Bolivariana.

OPOSICIÓN DESMOTIVADA Y SIN CAPACIDAD OPERATIVA

La “crisis” que atraviesan organizaciones políticas de derecha, reflejada en la disolución de alianzas y disparidad de criterios, aumenta un clima de desánimo y confusión en su militancia ante la celebración de las elecciones de concejos municipales, pautadas para el próximo 9 de diciembre.

De esta manera, el analista político señaló que el electorado opositor carece de una dirección ante la decisión de Acción Democrática (AD), Primero Justicia (PJ) y Un Nuevo Tiempo (UNT) de no participar en los comicios, alegando la carencia de garantías y desestimando la confiabilidad del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Por otro lado, indicó que a pesar del esfuerzo que realizan ciertos factores para reconstruir a la oposición “resulta extremadamente difícil que puedan unirse”, dado que la dirigencia “marcha por su cuenta” ante la batalla interna que libran en el seno opositor.

Información VTV