**Aseguró ser víctima de “la traición más grande tal vez de la historia del país y, probablemente, de la historia de América Latina, pero al final venceremos”**

CIUDAD MCY.- El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, reiteró que es víctima de una “persecución política”, luego de que la justicia ecuatoriana decidiera llamarlo a juicio.

“Como no nos pueden ganar en las urnas, como no nos pueden derrotar, buscan todas estas excusas tremendamente graves, porque estos son delitos internacionales, (es una) persecución política”, indicó este jueves Correa en una entrevista con la agencia de noticias francesa AFP en Bélgica, donde reside desde 2017.

De este modo, el mandatario ecuatoriano reaccionó a la decisión de la jueza de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador, Daniella Camacho, por un supuesto caso de secuestro, ocurrido en 2012, en contra del activista político Fernando Balda, para quien Correa ordenó ilegalmente a exagentes de inteligencia capturarlo y llevarlo a Ecuador.

Correa aseveró que con este tipo de acción judicial que a su juicio está plagada de “irregularidades” y un “fraude total” buscan tenerlo “desterrado” y “fuera del país para la próxima campaña (electoral), en marzo de 2019”.

ASILO NO

Un abogado de Rafael Correa negó versiones de que el expresidente ecuatoriano había solicitado asilo en Bélgica.

La supuesta solicitud de asilo de Correa se publicó por una agencia nacional de noticias belga solo horas después de que la Justicia de Ecuador llamara a juicio al expresidente.

NO PODRÁ SER JUZGADO FUERA DEL PAÍS

El expresidente, que afronta una orden de prisión preventiva, solo podrá ser enjuiciado si es capturado o si se presenta ante el tribunal, pues la ley impide que sea juzgado en ausencia por ese delito castigado con hasta siete años de cárcel.

Correa dice que su país vive “un golpe de Estado” perpetrado por el actual presidente Lenín Moreno, su sucesor y exaliado, por eso descarta su regreso a Ecuador ante temores de que “le masacren con la injusticia” que vive su país.

LA TRAICIÓN MÁS GRANDE

Sin embargo, aseguró que dará la batalla ante la justicia internacional para denunciar esa “persecución política y judicial” de la cual tiene “muchísimas pruebas”, y llama a sus seguidores a “no perder el ánimo” y a preocuparse por “los perseguidos en el país”, como su también vicepresidente, Jorge Glas.

“Esto no lo buscamos. Es una verdadera pesadilla. Somos víctimas de la traición más grande tal vez de la historia del país y, probablemente, de la historia de América Latina, pero al final venceremos”, asegura.

Correa afirmó que estas acciones buscan tenerlo fuera del país para la próxima campaña electoral de 2019

El caso Balda en Ecuador

El 13 de agosto de 2012 Fernando Balda, acérrimo opositor al Gobierno de Correa, fue raptado en una calle de Bogotá por varios hombres que lo subieron a la fuerza a una camioneta. El secuestro duró aproximadamente una hora.

Balda culpó al exjefe de Estado por el hecho. En noviembre de 2017 sostuvo en su cuenta de Twitter que “se vienen varios procesos judiciales que le pondrán boleta de captura Interpol a Rafael Correa”.

Dos meses después, a pesar de que el caso había prescrito, la Fiscalía General de Ecuador lo reabrió y el político, exintegrante del movimiento Alianza PAIS —fundado por Correa— fue llamado a volver al país meridional.

El fiscal encargado sostuvo que en el secuestro estuvieron involucrados supuestos agentes de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain), quienes se pudo revelar luego que esos individuos no fueron servidores públicos de la Secretaría de Inteligencia, dentro del período del año 2011 al 2012.

Información SPUTNIK | HISPANTV