La piscina que estuvo inutilizada por mucho tiempo

CIUDAD MCY.- Un nuevo rostro comienza a observarse en el Complejo La Esperanza de Maracay, gracias a la jornada de limpieza y recuperación emprendida por la jefa de la Casa Abrigo Madre María de San José, Norka Campo, y estudiantes de la Universidad Experimental Rómulo Gallegos, colaboradores y trabajadores de la institución.

En este sentido, Campo informó que los estudiantes brindaron su ayuda al iniciar con el aseo y reparación de la piscina del complejo, la cual estaba inutilizada por mucho tiempo.

“Buscaremos el apoyo de otros organismos para que se sumen al gran trabajo de tener operativa dicha instalación con el fin de desarrollar actividades que permitan brindar bienestar a toda la colectividad asistida”, destacó.

Asimismo, indicó que empezaron con el desmalezamiento en los alrededores de la casa abrigo, donde piensan implementar el plan Todas las Manos a la Siembra, entre otros proyectos.

“Varias instituciones nos están apoyando con la compra de material y con el pago de algunos servicios”, dijo.

También el personal obrero y administrativo se unió al plan de mejorar y transformar la infraestructura y bienes de la institución.

BETZAIDA TRAVACILLO
PRENSA GOBIERNO BOLIVARIANO DE ARAGUA