“Queremos dialogar con el Gobierno del presidente Maduro”, aseguró Fitzpatrick

CIUDAD MCY.- La escalada injerencista de Estados Unidos (EEUU) contra Venezuela continuó cuando el encargado de Suramérica en el Departamento de Estado norteamericano, Michael Fitzpatrick, declaró sobre el Gobierno venezolano al que considera “no democrático pero, sin embargo, legítimo”.

Pese a definirlo como “dictador”, Estados Unidos sigue considerando legítimo al Gobierno de Nicolás Maduro y no se plantearía reconocer a un posible Ejecutivo paralelo formado por la oposición, expresó el funcionario.

De esta forma, Washington se desmarca de una facción de la oposición venezolana, impulsada por el Partido Voluntad Popular, que pretende, desde la Asamblea Nacional en desacato de la institucionalidad del país, elegir un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) y la formación de un Gobierno paralelo.

“Queremos dialogar con el Gobierno del presidente Maduro”, aseguró Fitzpatrick en una entrevista.

“No reconocemos necesariamente gobiernos paralelos o aparte. Respetamos el Gobierno oficial de Venezuela y del presidente Maduro en este momento”, subrayó.

Recordó que Estados Unidos tiene “relaciones bilaterales con casi todos los países del mundo menos un par”, incluso si no está de acuerdo con “su forma de Gobierno”.

“Queremos apoyar al pueblo venezolano (para) salir de esta crisis” y “mantener conversaciones diplomáticas” con el Gobierno, destacó.

A través de un comunicado, el mandatario estadounidense, Donald Trump, responsabilizó al presidente venezolano de la salud y la seguridad de Leopoldo López y Antonio Ledezma, a quienes calificó de “presos políticos retenidos ilegalmente”.

La revocación del arresto domiciliario a ambos ciudadanos responde al incumplimiento de las obligaciones para gozar de la medida cautelar sustitutiva de libertad, entre las cuales se encuentra abstenerse de emitir declaraciones ante cualquier medio y protagonizar acciones de proselitismo político.

A pesar de eso, ambos difundieron material audiovisual donde incitan al desconocimiento de los resultados electorales de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), invocan a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a rebelarse contra su comandante en jefe y ordenan a sus seguidores iniciar nuevas acciones violentas.

Además de incumplir con las condiciones previstas para el arresto domiciliario, se recibió, por fuentes de inteligencia, información sobre un plan de fuga de dichos ciudadanos.

Situación en Venezuela no es una amenaza para la paz

La situación en Venezuela no representa una amenaza para la paz y la seguridad internacionales, afirmó el presidente del Consejo de Seguridad de la ONU este mes, el embajador egipcio, Amr Abdellatif Aboulatta.

En declaraciones a la prensa, el diplomático precisó que lo que ocurre en el país suramericano es un asunto interno, postura que descarta el análisis del tema en el órgano de 15 miembros, el único en las Naciones Unidas que adopta medidas vinculantes, como las sanciones.

Venezuela vive desde hace unos meses un escenario de tensiones marcado por los intentos de la derecha local e internacional de derrocar a la Revolución Bolivariana, los cuales han llegado a la violencia y a los llamados a una intervención extranjera.

A mediados de mayo, Estados Unidos llevó el tema venezolano a una consulta en el Consejo de Seguridad, pero el objetivo de fabricar un caso contra Caracas no tuvo respaldo.

Información AVN