CIUDAD MCY.- Este jueves, al 100 días de la activación del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, el presidente de la República, Nicolás Maduro, recalcó que este plan se planteó como meta fortalecer la economía, estabilizar las cuentas públicas e impulsar la producción.

«El programa fue parte de un compromiso electoral para lograr el crecimiento económico y la prosperidad que el pueblo venezolano merece», resaltó el Jefe de Estado en su mensaje al país en cadena nacional de radio y televisión, oportunidad en la que hizo un recuento de las acciones aplicadas durante estos 100 días y anunció los factores de corrección que abren una nueva etapa del plan.

Con el objetivo de hacer frente a la guerra económica, en agosto Maduro planteó como metas 10 líneas de trabajo que fueron: establecer el equilibrio fiscal y tributario; crear nuevas políticas cambiarias; defender el salario de la clase trabajadora; estabilizar los precios de los productos.

Asimismo, incrementar la producción, aumentar ingresos del país en divisas extranjeras;estabilizar y expandir el Petro;optimizar el sistema de transporte en el país; consolidar el sistema de protección social y fijar un plan de ahorro.

El 17 de agosto, el presidente Maduro anunció que el nuevo salario mínimo quedó establecido en 1.800 bolívares soberanos (medio petro) para fortalecer el poder adquisitivo del venezolano y en este sentido todas las tablas salariales fueron ajustadas sobre esta base salarial.

Día después, el lunes 20, entró en vigencia el bolívar soberano (Bs.S) como nuevo cono monetario compuesto por billetes de 2,5,10,20,50,100, 200 y 500 bolívares, dispensados en cajeros automáticos y taquillas bancarias, además de las monedas de 1 bolívar y 50 céntimos,

Por su parte, la Asamblea Nacional Constituyente aprobó el 21 de agosto tres leyes tributarias y fiscales: la Ley de reforma al Impuesto al Valor Agregado (IVA); la de Reforma a las grandes transacciones financieras; y la de Régimen temporal de pago y anticipo del Impuesto al Valor Agregado e Impuesto Sobre la Renta (ISLR) para los sujetos pasivos calificados como especiales.

Al respecto, el presidente Maduro resaltó que con la aprobación de estas leyes tributarias se recaudará más dinero para financiar sueldos y salarios, invertir en salud, educación y vivienda.

Al tiempo, el Ejecutivo nacional y empresarios agroindustriales firmaron un acuerdo para los precios de 25 productos acordados, publicados en la Gaceta Oficial Extraordinaria Nº 6397, entre los cuales estaban el atún enlatado, carne de res, mortadela, leche pasteurizada, mantequilla y harina precocida de maíz, entre otros.

Asismismo, se estableció el sistema de subasta libre y fluctuante de divisas del Dicom, que funcionó de forma correcta durante los primeros 45 días, etapa en el que el llamado «dólar criminal» del mercado paralelo «funcionó aturdido frente al programa económico», recordó el Mandatario nacional, quien denunció a este marcador de divisas como el mayor factor de perturbación de la economía venezolana que debe ser controlado y dominado mediante el Plan de recuperación económica.

Información AVN