La conversación en la que el presidente Donald Trump amenazó a su par Peña Nieto fue el pasado 27 de enero

** En la conversación con Peña Nieto también amenazó con bloquear los pagos de remesas que los trabajadores en EEUU envían a sus familiares en México

CIUDAD MCY.-Durante la primera conversación telefónica entre Donald Trump y Enrique Peña Nieto, el mandatario estadounidense amenazó a su par mexicano de no reunirse más con su Gobierno si este decía públicamente que no pagaría la construcción del muro fronterizo.

Trump le pidió a Peña Nieto que dejara de decir abiertamente que México no pagaría el muro, según informó The Washington Post, medio de comunicación que tuvo acceso a la transcripción de la llamada entre los presidentes, realizada el 27 de enero de 2017, en la que Trump le dijo a Peña Nieto que «no le podía decir eso a la prensa» porque él no podía «negociar en esas circunstancias».

«Si vas a decir que México no va a pagar por el muro, entonces no quiero reunirme con ustedes más porque no puedo vivir con eso», dijo en la conversación.

En el transcurso de la llamada, Trump habló de la financiación del muro y reconoció que la posibilidad de que México pague por la construcción es probable que no ocurra y que el financiamiento vendrá de algún otro lugar.

Asimismo, explicó al mandatario mexicano que sabe «cómo construir muy barato» y le sugirió que el financiamiento podría salir de impuestos fronterizos, «la mayoría estaría entre el 10 y el 15 %».
Trump agregó que el muro era «lo menos importante» de lo que hablaban, pero «lo más importante» políticamente hablando.

«Con el muro, tú y yo tenemos un problema político», dijo. «Mi gente se levanta y dice: ‘México pagará por el muro’, y su gente probablemente diga algo en un lenguaje similar pero ligeramente diferente», añadió.

El presidente estadounidense propuso a peña Nieto decir que la cuestión «se resolverá» cuando se vieran obligados a responder preguntas sobre el tema del muro.

Trump llegó a amenazar a su interlocutor con la imposición de tasas a las importaciones mexicanas del 35%, pues como presidente, expuso, se le han concedido «tremendos poderes sobre aranceles».
Además le hizo críticas por el déficit comercial de Estados Unidos con México y el flujo de drogas ilegales.

«Tenemos un problema masivo de drogas, en el cual los niños se están convirtiendo en adictos porque los medicamentos se venden por menos dinero que los dulces», apuntó el ocupante de la Casa Blanca.
Describió a los líderes mexicanos del narcotráfico como hombres muy duros y prometió apoyo militar de Estados Unidos, pues los militares norteamericanos, agregó, no temen a tales traficantes.

Información TELESUR | PRENSA LATINA | HISPANTV