Arreaza ratificó el compromiso indoblegable de Venezuela con los principios del multilateralismo | FOTO PRENSA MPPRE

CIUDAD MCY.- El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, reconoció los aportes positivos del Pacto Mundial para la Migración Segura, que se fundamenta en la cooperación en materia de migración.

Sin embargo, advirtió que su aplicación debe estar estrictamente apegada a los principios y propósitos de las Naciones Unidas, y exhortó a evitar cualquier intento por convertirlo en una herramienta de intervención que puede ser invocada por algunos Estados.

“No se debe aceptar ninguna manipulación e interpretación selectiva de sus objetivos, ni mucho menos flexibilizar sus postulados, para procurar el apoyo de los países que hoy rechazan el Pacto y se retiran de esta justa iniciativa. Se trata del primer gran esfuerzo multilateral en dar prioridad a los migrantes a partir de su dignidad, para que sean reconocidos como sujetos de derecho, como agentes de desarrollo y defender esas garantías frente a cualquier corriente que busque mancillar sus aportes en lo fundamental”, enfatizó el diplomático en su discurso.

VENEZUELA: UN PAÍS RECEPTOR DE MIGRANTES

En su intervención, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores recordó que Venezuela ha sido un país que históricamente ha acogido migrantes de todo el mundo, incluyendo países de Europa, Asia y Medio Oriente, y especialmente de América Latina y el Caribe. Al respecto, recalcó que solo desde Colombia han emigrado más de 5 millones de personas a la República Bolivariana.

“Los migrantes se han asentado por millones y han desarrollado una vida próspera en Venezuela, en especial las últimas dos décadas. Jamás fueron víctimas de xenofobia ni discriminación. Por el contrario, han enriquecido nuestra cultura, sociedad, y economía, y hoy y siempre seguirán siendo bienvenidos y garantizados sus derechos sociales”, aseveró.

Información PRENSA MPPRE