CIUDAD MCY.- Desde el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA), trabajan en el incremento y escalamiento de semilla básica de leguminosas en todo el país, con el propósito de elevar la producción en todo el territorio venezolano y cumplir lo establecido en la quinta línea del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica.

En la finca “Santísima Trinidad”, ubicada en los Valles de Tucutunemo, municipio Zamora del estado Aragua, se realizó una jornada productiva en la que participaron profesionales, en el área de investigación del organismo agrícola y productores de la zona.

Así lo informó, Nohelia Rodríguez, gerente de Investigación y responsable de leguminosas, mejoramiento y producción de semillas, quien explicó que actualmente se encuentran incorporando a los agricultores en la producción de semilla básica, genética, fundación y registrada de caraota, con el propósito de dar a conocer los procedimientos relacionados a éste tópico, y que además exista el intercambio de conocimientos científicos entre el Poder Popular y el INIA.

“Nos encontramos realizando dos tipos de actividades, en la primera fase producimos semilla genética, fundación y registrada de dos materiales de leguminosas obtenidas por el INIA, que son caraota Tacarigua que tiene una amplia trayectoria en producción y la Bicentenaria, que surge dentro del programa de mejoramiento genético del ente agrario y cuenta con un alto potencial en rendimiento de 1500 a 2000 kg/ha, lo cual supera el promedio nacional”, puntualizó la profesional del ente agrario.

Así mismo, Rodríguez explicó que desarrollan el establecimiento de ensayos de materiales locales e introducidos que permitirán al agricultor evaluar los diferentes rubros, definir y establecer la selección en base a los criterios y condiciones de campo para la producción de semilla.

“En esta oportunidad contamos con 13 materiales locales, 2 introducidos provenientes de la República de Brasil que poseen un alto potencial en rendimiento adaptables a nuestra zonas y 3 materiales obtenidos en el programa de mejoramiento genético, que serán próximamente lanzados como rubros promisorios, por contar con características favorables y ser tolerantes a períodos de sequía, siendo una opción elegible y comercial en Venezuela”, dijo.

De igual forma, la responsable en leguminosas, explicó que la producción de semilla de caraota es básica y primordial, mencionando que el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas realiza esfuerzos, a través del intercambio de saberes para garantizar que los productores se incorporen no solo al último eslabón del escalamiento que es la semilla certificada, sino que participen en los procesos anteriores como lo es la semilla genética.

Empoderamiento

Finalmente, la gerente de investigación, mencionó que por medio de estas actividades agrícolas se intenta apropiar al productor de conocimientos necesarios sobre el manejo agronómico, acompañamiento técnico y las normas para el incremento y multiplicación de simientes de calidad genética, fisiológica, física y sanitaria, establecidas por la Comisión Nacional de Semilla (Conasem).

De esta manera, el productor y dueño de la finca Santísima Trinidad, Enrique Uriarte, manifestó, “gracias al INIA porque una vez más me toman en cuenta para avanzar en la multiplicación de diferentes materiales entre ellos; caraota y soya, además a su vez ampliamos conocimientos sobre la conservación de la semilla, información importante para futuras siembras”.

Es importante destacar, que el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Productiva y Tierras (MinAgricultura), por medio de sus entes adscritos, brinda apoyo permanente a las comunidades organizadas y de esta manera reimpulsar los distintos rubros estratégicos necesarios para incrementar la capacidad productiva del país.

Información Prensa Digital MippCI