**La reunión se desarrolla en un contexto caracterizado por la agresividad de EEUU y sus aliados contra los Gobiernos progresistas de Cuba, Venezuela y Nicaragua**

CIUDAD MCY.- Con la presencia de jefes de Estado y de Gobierno de once naciones de América y el Caribe, este viernes, se inició en Cuba la XVI Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

El encuentro se desarrolla en un contexto geopolítico caracterizado por la creciente agresividad de Estados Unidos y sus aliados de la derecha contra los Gobiernos progresistas de Cuba, Venezuela y Nicaragua, principalmente.

Los países del Caribe defendieron la soberanía de los países ante las agresiones de las fuerzas imperiales que pretenden controlar la región.

Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, aseveró que si el organismo regional no existiera ya hubiera ocurrido una intervención militar contra Venezuela, pese a que no existen razones para esa acción.

«Venezuela no es una amenaza para nadie, no está perturbando la paz mundial, no se encuentra en medio de una guerra civil, no hay ningún tipo de condición del derecho internacional que les permita intervenir en Venezuela», sentenció el Mandatario caribeño.

Recordó cuando el presidente de EEUU, Donald Trump, respondió a un periodista que no está descartada ninguna opción sobre Venezuela, entre ellas, la intervención militar.

Gonsalves aseguró que estas amenazas deben ser tomadas en serio porque vienen del presidente de la mayor maquinaria militar del mundo y ante esto el ALBA-TCP debe responder con mayor unidad.

Por su parte, el primer ministro de la Mancomunidad de Dominica, Roosevelt Skerrit, ratificó la defensa de la soberanía de los pueblos y de la vigencia del ALBA-TCP sobre todo para la defensa de los más vulnerables y marginados.

«Estamos interesados en solucionar los problemas de los pueblos (…) eso es lo que siempre se hará”, dijo Skerrit.

La posición de Granada avanza hacia esta línea. Peter Davis, ministro de Relaciones, expresó su simpatía a los pueblos de Cuba, Nicaragua y Venezuela que resisten a las presiones extranjeras. Aseguró que el Gobierno de su país seguirá trabajando para fortalecer estos escenarios de integración.

En la cita de La Habana participan representantes de alto nivel de los diez países que integran el ALBA; así como invitados especiales.

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América está integrada por Venezuela, Bolivia, Cuba, Nicaragua, Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y Surinam.

TELESUR