**La posición del régimen colombiano deja ver una “falta de educación sorprendente” de no entablar ningún tipo de contacto con el venezolano, afirmó el analista.

CIUDAD MCY.- El periodista y analista político José Vicente Rangel afirmó que la negativa de Gobierno de Colombia de establecer comunicación diplomática con Venezuela puede responder a la necesidad de encubrir la realidad que vive el pueblo en ese país vecino. La aseveración la expresó este domingo en el programa que conduce, José Vicente hoy, transmitido por Televen.

Al respecto, señaló que la posición asumida por la gestión que conduce el presidente Iván Duque, de “atender con patanerías” las iniciativas de diálogo, convocadas por el mandatario nacional, Nicolás Maduro, busca ocultar la “caída espectacular” de la popularidad de Duque, que enfrenta un repudio de más de 80% de la población colombiana, y tuvo que recurrir a la adopción de una política de agresión contra Venezuela, indicó.

“La situación con el Gobierno de Colombia es mucho más delicada y compleja de lo que se suele creer. ¿Acaso es un acto de provocación para generar nuevos conflictos armados? ¿El presidente Duque busca encubrir la grave situación de su país?”, examinó Rangel, y recordó que no es la primera vez que se dan hechos de esta naturaleza, pues la corbeta Caldas estuvo a punto de desatar un conflicto bélico entre los dos países.

La corbeta Caldas, de la Armada de Colombia, marcó el inicio de una crisis diplomática entre Venezuela y ese país, por el ingreso no autorizado de la embarcación en las aguas del Golfo venezolano, el 9 de agosto de 1987.

Violación del derecho internacional

Rangel puntualizó que la posición del Gobierno de Colombia deja ver una “falta de educación sorprendente”, al referirse a la instrucción que supuestamente recibiera su canciller en Venezuela, Carlos Holmes, de no entablar ningún tipo de conversación con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza.

El analista señaló como un hecho muy grave, violatorio del derecho internacional, la afirmación pública del presidente Duque, de que su gobierno rompería relaciones diplomáticas con Venezuela a partir de enero próximo, dado que no reconoce los resultados electorales de los comicios presidenciales, realizados el pasado 20 de mayo, cuando fue reelecto el presidente Nicolás Maduro, para continuar dirigiendo el destino del país, con 6 millones 245 mil 682 votos.

Finalmente, Rangel condenó la arbitraria medida de la administración colombiana, pues constituye una clara agresión a la institucionalidad democrática de Venezuela, como lo expresó, recientemente, el Gobierno nacional, a través de un comunicado.

Información PRENSA DIGITAL MIPPCI