Arreaza denunció que la sanción se fundamenta en falsos supuestos

CIUDAD MCY.- Por medio de un comunicado leído este sábado por el canciller Jorge Arreaza, el Gobierno nacional rechazó la aplicación del Protocolo de Ushuaia que el Mercado Común del Sur (Mercosur) ejerció contra Venezuela, advirtiendo que esta acción forma parte de una estrategia superior para atacar al país.

En el texto se destaca que Venezuela se ha conducido por los caminos del derecho internacional de la normativa del Mercosur y se afirma que el único Gobierno al que habría que aplicarle tal medida es al de Brasil.

“La República Bolivariana de Venezuela alerta a los pueblos del mundo ante la grosera injerencia de quienes tuercen los caminos legales para provocar intervenciones erráticas, violatorias, de los más elementales principios del derecho internacional. Nefastos intereses antiintegracionistas han convertido a Mercosur en un órgano de persecución política contra Venezuela, al procurar avanzar en una senda de ilegalidad e intolerancia política semejante a la que fue sometida la República de Cuba en los años 60 del pasado siglo”, recoge el texto.

En este sentido, dijo el canciller, Venezuela denuncia que la sanción se fundamenta “en falsos supuestos, en presunciones ilegítimas que no se corresponden con los extremos jurídicos compatibles con las disposiciones de tal normativa”.

Denunció además que es la segunda vez, en menos de un año, que se pretende arbitrariamente suspender a Venezuela de la organización mediante argumentos artificiales, “lo cual es una clara muestra del tenor intervencionista, y alejado del derecho, de estos cancilleres de la nueva Triple Alianza, así como de la verdadera intención política que los motiva”.

“Nada ni nadie puede suspendernos ilegalmente del Mercosur. Venezuela es Mercosur porque está sembrada en el corazón de sus pueblos y no podrán evitar que sigamos latiendo como la esperanza de liberación y justicia de millones”, puntualiza el comunicado.