Las fiestas en honor a San Benito se extienden por todo el eje andino venezolano y el estado Zulia | FOTO ARCHIVO

CIUDAD MCY.- Con el repique de los tambores y entonando cantos se levantaron los pueblos de Mérida, Trujillo y Zulia este 29 de diciembre para celebrar a San Benito,  el “Santo Negro”.

Los habitantes de esas regiones se trasladaron en carrozas adornadas con telas y flores hacia el templo para la homilía en su honor.

Posteriormente, el Santo recorrió las calles de cada pueblo acompañado de bailes y danzas.

Los devotos se visten este día con trajes multicolores y decorados; se pintan el rostro de negro.

La festividad  se origina en los tiempos de los africanos esclavizados por la colonia española, época en que fue impuesta la religión católica.

UNA TRADICIÓN AFROVENEZOLANA

La integrante de una cofradía de vasallos, Asnolida Basabe, relató que en Angola, nación africana, se celebra al “Santo Negro” con festividades similares.

“Nosotros mantenemos esa tradición con el transcurrir de los años, a pesar de la imposición de otra religión. Hicimos una adaptación que se transmitió hasta nuestros días por nuestros ancestros. Llevamos ese legado para la posteridad”, dijo Basabe.

También el libro Fiestas Tradicionales de Venezuela de Daría Hernández y Cecilia Fuentes coincide en buena parte de esta crónica.

“Es posible que la devoción hacia el Santo Negro se difundiera desde el Sur del Lago de Maracaibo hacia Los Andes”, refiere el texto.

El culto a San Benito se le atribuye a la deidad de los poderes que representa la intercepción en la salud, para ayudar en el trance de muerte, la protección de las cosechas, además garantiza la pesca y el buen desenlace de los negocios.

Las celebraciones para Ajé (San Benito) se extienden los días 25, 26, 27, 28 y 29 de diciembre, señalan varios medios de difusión nacionales.