Rodríguez alineó ayer como tercero y designado en el segundo de la semifinal ante Magallanes FOTO @CARDENALESDICE

CIUDAD MCY.- Para ser la primera vez que Henry Rodríguez entraba al terreno del estadio Antonio Herrera Gutiérrez por el acceso del dugout de la izquierda, que alberga a Cardenales, se le vio a gusto, partícipe del buen ambiente que envuelve a los larenses.

“Estoy agradecido con la gerencia de Cardenales, porque me da la oportunidad de pertenecer a un equipo unido y aguerrido, que siempre sale a jugar duro”, soltó rodeado de periodistas, después de la práctica de los pájaros rojos, horas antes del primer encuentro de la semifinal contra Magallanes.

“Solo vengo a aportar mi experiencia, no a tratar de hacer demás. La idea es ayudar al equipo, eso es lo que tengo en mente”, dijo.

Rodríguez, que brilló con Tigres de Aragua, sustituyó en el draft al jardinero brasileño Paulo Orlando, uno de los importados más importantes en la historia del club y figura estimada por la afición, pero que llegó disminuido por molestias físicas.

“Es un bateador probado, quizás es uno de los mejores de la liga en la actualidad. Posee la habilidad de poner la bola en juego y toma turnos importantes con gente en posición anotadora, sus números así lo dicen este año y en toda la historia en su carrera”, explicó el manager José Moreno.

El estratega lo alineó cuarto, como designado, detrás de Rangel Ravelo y delante de Alejandro De Aza. “Creo que será beneficioso tenerlo en el medio del lineup, aumentará nuestras posibilidades de fabricar carreras”, abundó Moreno.

El “Pollito” viene de otra sólida campaña y en la primera ronda de playoffs fue el segundo mejor bateador, con un promedio de .423 (23-11), detrás de Willians Astudillo (.435), en tanto que fue el mejor empujador de Tigres Aragua, con ocho fletadas.

“Creo que los ajustes que haces tienen que ver con la madurez y la concentración en cada situación del juego”, destacó Rodríguez sobre las razones de su éxito.

El paleador ambidiestro, de 28 años de edad, inició las semifinales 2018-2019 con una línea ofensiva de .314/.348/.402 en 548 apariciones legales, mientras que en su campaña de novato (2009-2010) implantó una marca de hits (30) que se mantuvo vigente hasta la extinción del Round Robin en la 2015-2016.

PRENSA LVBP