CIUDAD MCY.- El jugador de la selección chilena, Nicolás Díaz, se vio en la necesidad de disculparse con el futbolista venezolano Pablo Bonilla, luego de llamarlo “muerto de hambre”, en pleno juego el pasado sábado, cuando Venezuela se enfrentó a Chile en el Suramericano 2019.

“Quisiera hacerles llegar mis más sinceras disculpas por mi reprochable actitud hacia Pablo Bonilla y el pueblo venezolano. En ningún caso mi intención fue la de denigrar o insultar al pueblo venezolano. Al igual que millones de chilenos, he tenido la suerte de compartir con personas que han llegado de Venezuela a Chile y me he dado cuenta de su calidad humana”, indicó el futbolista.

Mediante este comunicado en su cuenta en Instagram, Díaz explicó que el criollo le gritó un par de cosas luego de una jugada, y la “calentura” del momento le hizo decir cosas hirientes, de las cuales aseguró sentirse arrepentido, pues dijo estar consciente de que su comportamiento como deportista profesional y persona pública tiene que ser mucho mejor que lo demostrado.

JHOSMARI BLANCO