CIUDAD MCY.- El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, junto a miembros del Poder Ciudadano, aclaró que el Ministerio Público (MP) en su etapa de reestructuración ordenada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), tendrá un gran compromiso de responsabilidad en la búsqueda del equilibrio de la justicia en el país.

A escasos días de su designación, ratificó que la institución realiza un gran esfuerzo para restablecer la paz ciudadana y que las amenazas o vaticinios que, de forma escandalosa, indicaban que el personal del MP se declararía en desobediencia o rebelión ante el cambio de su titular, fueron falsas.

“Esos vaticinios quedaron en la nada y la mentira”, dijo, tras señalar que los trabajadores del organismo, sin excepción, han tenido a bien ponerse a la orden de la Patria.

Saab explicó que los trabajadores y trabajadoras han entendido que el proceso de reestructuración del MP, con base en una orden de la ANC, es para mejorar, avanzar y devolver la grandeza a la institución.

ACTITUD DE EXFISCAL FUE CONTRA LA PAZ

Por otro lado detalló que la Defensoría del Pueblo tiene contabilizado seis muertes por delito de odio, y aproximadamente 30 heridos, y “frente a estos casos el Ministerio Público actuó con impunidad para favorecerlos”.

“Cada declaración de Ortega Díaz, desde el 31 de marzo de 2017 hasta la más reciente que dio, no solo le causaron un grave daño a la institucionalidad democrática, sino que colocaron en grave peligro la paz ciudadana, por lo que la actuación impune y premeditada del Ministerio Público quedará registrado en la historia”, enfatizó.

Recordó que su designación no responde a un hecho fortuito ni casual, sino que se debió a la conclusión de un antejuicio de mérito emprendido en contra de la ciudadana Luisa Ortega Díaz, en razón de una denuncia que fue interpuesta ante el Máximo Tribunal del país por “faltas graves e inexcusables” y violación a la ética y a la moral pública.

Información PRENSA VICEPRESIDENCIA