José Omaña considera que el arte es una manifestación del espíritu del creador | FOTO CORTESÍA

CIUDAD MCY.– El 1º de mayo de 1959 nació en Maracay, estado Aragua (Venezuela), José Omaña, quien desde niño mostró habilidades para el dibujo, por lo cual decidiócursar estudios de Arte Puro en la Escuela de Artes Visuales Rafael Monasterios cuando todavía era muy joven.

Su dedicación fue tanta que comenzó de inmediato a participar en exposiciones colectivas de pintura y dibujo, obteniendo el primer premio como Pintor Novel en el Salón de Güigüe, estado Carabobo (1979).

A partir de allí, un ramillete de oportunidades se presentó ante los ojos de este inquieto creador al participar en concursos de pintura al aire libre, salones, certámenes, exposiciones individuales y colectivas regionales, nacionales e internacionales.

“Ha pasado el tiempo, pero yo seguiré aportando mi producción de imágenes con ciertos códigos y símbolos personales”, expresó.

Entre los artistas que más ha admirado durante toda su vida, Omaña mencionó al venezolano Roberto González y al español Pablo Picasso y acotó firmemente que jamás ha intentado copiarlos.

“Mi trabajo nace de lo que observo en la calle, en las revistas, en la prensa, en la televisión o en donde sea, luego analizo la imagen y la compongo a mi estilo y lenguaje, con mis propios trazos, líneas y colores”, reveló.

Al preguntársele si a través de su obra busca transmitir algún mensaje, Omaña respondió: “Tan sólo me interesa que el público le dé la interpretación que quiera a mis trabajos, porque fueron hechos para alimentar la subjetividad de cada persona como si estuviera leyendo un libro”.

¿Existen algunas condiciones especiales para realizar tu obra?

No tengo ninguna condición especial. Si debo trabajar en 20 cuadros pequeños, pues simplemente me dedico a eso y lo hago. Sinceramente, no creo en la Musa, sino en la creatividad y la disciplina.

Seguidamente, José Omaña reveló que se siente como “pez en el agua” dentro del estilo figurativo con ciertos rasgos –muy ligeros– hacia la abstracción.

A su juicio, el arte es una manifestación del espíritu del creador, debido a que se trata de “expresar lo que observamos con los diferentes materiales que tengamos a mano”.

¿Qué recomiendas a esos jóvenes que se están formando en las escuelas de artes?

Sería bueno que ellos dedicaran más tiempo a la investigación, ya que ahora se hace mucho más fácil debido a la presencia de internet y los canales por cable de televisión. Es importante tener talento para esto, pero se debe trabajar con mucha disciplina.

RAFAEL ORTEGA
COLABORADOR