La rebelión militar alzó su voz en pro de la liberación de la nación FOTO CORTESÍA

***Desde aquella jornada han pasado 27 años en los cuales el “por ahora” se ha convertido en un “para siempre”, gracias a la disciplina revolucionaria de un pueblo que ha sabido soportar todos los ataques de factores neoliberales que han querido echar por tierra todo el sueño de tener una Patria llena de paz y marcado arraigo bolivariano

CIUDAD MCY.- Este 4 de febrero se cumplen 27 años de la rebelión militar impulsada por el entonces teniente coronel Hugo Chávez Frías, acto que demostró al mundo entero el ímpetu que predominaba en aquel hombre. Este fue un movimiento castrense que se sublevaba en contra a un gobierno oligarca que solo destruía y vendía cada día más las riquezas de la Patria venezolana.

Al igual que Chávez y todos sus camaradas militares, a la movilización se sumó una multitudinaria población en apoyo y resguardo de aquellas ideas liberadoras de represión. Es evidente que el 4 de febrero de 1992 pasó a ser una fecha histórica dentro del acontecer político nacional, y es bueno recalcar que ese día el pensamiento de un pueblo cambió para siempre con el famoso “Por ahora” del Comandante Chávez.

Es indiscutible que el 4-F produjo una conmoción política nacional que sacudió los soportes de la “democracia representativa”, la cual desde mucho tiempo antes ya no representaba a nadie; abrió la conciencia de la nación venezolana hacia la posibilidad de nuevos logros y produjo en el poder una situación de equilibrio inestable y en consecuencia al movimiento popular.

Durante esa emblemática jornada, para muchos no se coronó el propósito inmediato de la toma del poder, acto que revitalizó la potencialidad de este pueblo visionario y luchador. Desde entonces, ese acontecimiento se convirtió en una referencia histórica. El 4-F dotó a la nación de un objeto estratégico en lo político: la nueva democracia, y anuló la validez de los viejos planteamientos de todos los partidos existentes.

Hugo Chávez asumió la responsabilidad del alzamiento militar, declaración que se convirtió en un “por ahora”

Cabe resaltar que tras la cadena de acontecimientos ocurridos durante aquella gesta Hugo Chávez Frías asumió la responsabilidad de la rebelión junto a un grupo de militares, y una vez aceptada su derrota temporal se dirigió al país mediante la prensa local para manifestar que «por ahora» los objetivos de liberar al pueblo no habían sido alcanzados.

Hoy, después de 27 años, aquel “por ahora” se ha convertido en un “para siempre”, razón por la cual el pueblo venezolano sigue rodilla en tierra con el propósito de mantener vigente tan vital esfuerzo y cuya estrategia al día de hoy es librar una constante lucha contra la derecha venezolana y sus ambiciones neoliberales.

UNA REBELIÓN SIN PRECEDENTES

La madrugada del 4-F de 1992 se levantó el país en medio de una rebelión de militares, quienes en su intento por dar un frenazo al colapso en el que las clases dominantes habían sumergido al país revivieron la esperanza maltratada de un pueblo en su lucha por la emancipación y la construcción de una sociedad más justa.

Aquel día los uniformados se identificaron como el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), movimiento político fundado a lo interno de las fuerzas armadas en 1983 bajo el pensamiento de Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora.

Aquella madrugada, luego de días de pensamiento y ordenamiento militar, el Comandante Chávez, centrado en sus ideas y propósitos de la liberación de un gobierno de derecha que comandaba el entonces presidente Carlos Andrés Pérez, realizó un asalto al Palacio Presidencial de Miraflores, así como a la residencia presidencial (La Casona) y otras localidades del país.

Luego del intento de la toma, los involucrados en la rebelión se rindieron y, a consecuencia de esto, el teniente coronel Hugo Chávez Frías fue arrestado y privado de libertad, no sin antes comunicarse a todos sus camaradas en armas y a la colectividad venezolana para asumir la responsabilidad del alzamiento, y ordenaba a los insurgentes que aún luchaban en Aragua y Valencia que se rindieran para evitar un mayor derramamiento de sangre.

Asimismo, luego de una ardua lucha por la liberación, el 4-F fue una fecha que marcó la historia y dio inicio a la nueva construcción de la sociedad venezolana. La Revolución Bolivariana dejó de ser una utopía para convertirse en una realidad tangible, con un liderazgo claro y capaz de motorizar el proceso revolucionario. El 4 de febrero de 1992 representa el chispazo que fortaleció al pueblo y lo enrumbó en la lucha por el rescate de la dignidad nacional.

Grupos militares declararon como meta del 4-F el inicio de una nueva nación

Es importante mencionar que han sido 27 años de constancia y disciplina patriótica desde aquel día que marcó la diferencia entre represión y libertad; entre un país neoliberal a un país lleno de Patria. Estos actos no pasarán en vano, pues esta sensación de nación y dignidad la transmitió Hugo Rafael Chávez Frías, en su intervención televisiva, ya en su condición de preso, llamando a sus compañeros a deponer las armas. Hugo Chávez sembró una esperanza en esta Patria reseca por la vesania de sus dirigentes, con su célebre palabra “por ahora”.

ELIMAR PÉREZ