El Gorila de San Mateo, ya está listo para salir.

CIUDAD MCY.- Las fiestas de Carnaval son unas de las más populares en todo el mundo, sus orígenes provienen de la era de los griegos y romanos en honor al Dios Baco, el Dios del vino que se caracterizaba por representar el desenfreno y el libertinaje. Por lo que esta celebración es considerada por la Iglesia Católica como una actividad pagana.

En Venezuela, hay una gran diversidad de manifestaciones culturales que se ubican hacia el oriente del país, Carúpano y El Callao, donde las comparsas llegan a formarse con gran cantidad de personas. Una característica importante es que los preparativos comienzan en el mes de enero, además cada comparsa tiene su propio conjunto musical, muy parecido al hermano país del Brasil, otra característica es que, todos se identifican con una vestimenta especial, representativa de personajes variados. En El Callao, las Madamas son las representantes con mayor importancia en esta fiesta tradicional, quienes con sus bellos atuendos salen a bailar calipso por distintas calles de esa población.

En el estado Aragua, son variadas estas actividades que se realizan durante estos días, uno de estos son los tradicionales Jokilis, que son personajes carnavalescos que mezclan rasgos de bufón y arlequín, anualmente realizan entre otros rituales el del nacimiento del Jokilis, como representación del nacimiento del espíritu del Carnaval, en el municipio Tovar.

Jokelis y Gorilas, son una tradición en la Colonia Tovar.

Tradicionalmente los Jokilis salen a las calles los días jueves, sábado, domingo y lunes de Carnaval, con sus trajes de flecos en los cuales resalta el amarillo, azul y rojo, representando la Bandera venezolana, con sus máscaras de madera. Toda la comparsa recorre los sitios que frecuentan normalmente los asiduos turistas.

A estos se les unen Los Gorilas de la Colonia Tovar, una comparsa cuyos personajes visten una braga cubierta de barba de árbol, característica de esa zona montañosa, máscara de gorila y guantes.

Esta tradición surge hace más cuarenta años como iniciativa de un grupo de jóvenes de la localidad, que convertidos en gorilas salen todos los días desde que comienza la celebración; recorren las principales calles del pueblo mientras hacen gestos y piruetas, simulando a estos animales, algunos osan meterse con los asistentes al lugar disfrutando del momento.

En el municipio Bolívar, también está la tradición de El Gorila, pero este se puede apreciar de otro modo, se trata de la Comparsa del Gorila de San Mateo. Sus inicios se remontan a los primeros años de la década de los 40, por iniciativa de José del Carmen Meléndez y José Isaac Teriffe, quienes se manchaban el cuerpo de negro y vestían guayuco de yute, collares, plumas, lanzas y escudos en similitud de los pobladores de África, y danzaban escenificando enfrentamientos entre sí.

En 1945, se incorporaron dos nuevas figuras El Cazador y El Gorila, años más tarde incluyen a un grupo de indios con el fin de escenificar la Danza de la Muerte, teniendo a los tambores como parte importante para la danza, debido a que El Gorila atiende su llamado y es convidado a correr tras la multitud.

Cuando ya todos piensan que han terminado las fiestas, una tradición centenaria se cumple en Santa Cruz de Aragua, se trata del Toro de Colores que se realiza en la Octavita.

El Toro de Colores, ya listo para la Octavita de Carnaval.

La manifestación consiste en la faena del toreo, semejando las corridas de toros, una tradición española a la que se añadieron algunos elementos extras: el médico, el enfermero, el payaso y el Cantinflas. En ese acto, el toro cornea al torero, quien es reanimado por el doctor con aguardiente.

Luego, se levanta con más ánimo y acaba con el toro, quien cae con las piernas hacia arriba, actualmente, al incorporarse en esta actividad a los niños y mujeres se han asociado otros actos como las bailarinas de flamenco que van al compás de música de paso doble y enamoran con sus encantos al torero, y este para defenderlas del toro quiere lucirse con su toreo, el eje central de la actividad son los movimientos del animal, que de un momento a otro cambia de dirección y embiste hacia el público, formando de vez en cuando mayor alboroto y regocijo. Durante la faena se acostumbra a pedir colaboración a los visitantes, esto con el fin de realizar al final de la tarde “sendos sancochos” y celebrar en familia.

ESTUDIANTES RECREAN DIVERSAS MANIFESTACIONES

El Gobierno Bolivariano de Aragua, a través de Secretaría de Cultura y la Red de Bibliotecas Públicas, realizó una novedosa muestra didáctica sobre los carnavales aragüeños en la pérgola de Casa de la Cultura de Maracay, actividad donde participaron 25 unidades educativas de la entidad.

Estudiantes de diversos planteles educativos recrearon diversas manifestaciones culturales.

El evento, que incluyó charlas sobre la esencia humanista de nuestro folclor, impartidas por promotores de Secretaría de Cultura, mostró el arduo trabajo investigativo realizado en conjunto entre los estudiantes y docentes, sobre más de diez tradiciones implícitas en nuestros carnavales regionales.

“A través de estos talleres didácticos, realizados en conjunto entre educadores, estudiantes, Biblioteca Pública Agustín Codazzi, Secretaría de Cultura y Gobierno Regional, nuestro folclor se consolida como poderosa coraza contra perversas alienaciones mediáticas que intentan convertir a nuestros chamos, en meros consumidores de productos banales. Con los talleres que dictamos en la BPAC, a docentes e instituciones educativas de nuestra entidad, nuestro gobernador Rodolfo Marco Torres, potencia la creación del triángulo familia, escuela y comunidad, fundamental para formar individuos críticos-reflexivos, amantes de la paz y con profundo amor patrio”, acotó Sergio Cardoza, profesor de música adscrito a la Secretaría Sectorial de Educación del estado Aragua.

Fieles al hermoso precepto chavista y revolucionario, que concibe cada sonrisa de los niños, como fuente de inagotable alegría para los adultos, el Gobierno Bolivariano de Aragua, se vale de herramientas y piezas culturales como La Burriquita, bailes de La Hamaca y El Sebucán, San Juan Bautista, Diablos Danzantes, Parranda Central y música de la Costa, entre otros, para fomentar la creatividad como pilar de la convivencia humana, asida a intereses pacíficos, colectivos y humanistas, a fin de tributar la construcción de una nueva sociedad socialista.

“La finalidad es que las comunidades se incorporen al trabajo de los chamos en la escuela, para ayudarnos a formar seres humanos integrales, a través del conocimiento a plenitud de la genuina esencia de nuestras tradiciones. Los carnavales se tornan en inmejorable excusa para el encuentro familiar, difundiendo valores humanistas e identidad regional”, finalizó Maureen Granadillo, profesora de música, dependiente del gobierno regional.

Información PRENSA SSPPC