CIUDAD MCY.- El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, rechazó ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) que el impacto de las actividades de las drogas en la seguridad y desarrollo no sean favorables, sino lamentables.

Durante su intervención en el 62º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de la ONU, que se celebra en Viena, Austria, el Canciller llamó a los Estados a replantear modelos y a indagar sobre las verdaderas causas y orígenes del flagelo del narcotráfico.

“Las estadísticas demuestran que seguir combatiendo las manifestaciones del problema de las drogas sin comprender su verdadera naturaleza no nos conduce al objetivo trazado”, dijo.

Precisó que en Venezuela se ha venido implementando un modelo que promueve el desarrollo integral del ser humano y permite disminuir los factores de riesgo asociados al consumo indebido de sustancias ilícitas.

Asimismo, Arreaza aseveró que en los últimos 10 años se han realizado 72 mil procedimientos y 200 operaciones antidrogas destruyendo más de 300 laboratorios para el procesamiento de clorhidratos de cocaína.

Por otra parte, responsabilizó a Colombia y a Estados Unidos del daño causado por las drogas en América e insinuó la participación activa de Washington en ese “círculo vicioso”.

El Ministro denunció que la droga que se produce en el país vecino acaba “en la sangre, las neuronas y las tumbas de jóvenes estadounidenses”, y eso, pese a que la DEA (la agencia antidrogas de EE UU) actúa “como vigilante” en el país.

Además, afirmó que más del 90 % de las sustancias ilícitas que se incautan en territorio estadounidense procede de Colombia.

En ese sentido, pidió acudir a las causas para frenar “la industria del narcotráfico como herramienta que usa el sistema económico” que, advirtió, “amenaza el futuro de la humanidad”.

Tras su intervención, el diplomático venezolano se reunió con el presidente de Bolivia, Evo Morales, que también participó en la reunión de la ONU hoy y mantuvo un encuentro bilateral con el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

PRENSA VICEPRESIDENCIA