Turull fue enfático en su rechazo a una posible propuesta del Estado español

CIUDAD MCY.-«La democracia no está en venta». Así le respondió el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Jordi Turull, al jefe del Gobierno español Mariano Rajoy, quien aparentemente ofrecería mejoras económicas para después del referendo soberanista.

El miércoles, un diario catalán informó, en base a información suministrada por fuentes cercanas a Rajoy, que el presidente de España piensa negociar con la Generalitat mejoras en la financiación autonómica y más inversiones en infraestructuras, entre otros.

«Por muchas ofertas que nos hagan, de aquí no nos moveremos», apostilló el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno de Cataluña.

En otras ocasiones el Gobierno central, con sede en Madrid (capital), ofreció mejoramientos a la Generalitat, pero «no tardan ni una semana en incumplirlas», dijo Turull.

El 1° de octubre próximo se espera que los ciudadanos de la comunidad autónoma se expresen en las urnas, al responder la siguiente pregunta: «¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de República?».

Durante años, la Generalitat —antes presidido por Artur Mas y ahora por Carles Puigdemont— ha abogado por realizar un referendo, con el cual los catalanes voten si quieren o no independizarse de España.
Por tal, su futuro «lo decidirán los catalanes, no lo hará ni el Gobierno catalán, ni el Estado, ni lo decidirá ningún tribunal», subrayó Turull.

Información TELESUR