CIUDAD MCY.- El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, consideró «una mala idea» el intento de golpe de Estado perpetrado por representantes de la extrema derecha en Venezuela el 30 de abril pasado.

Mourao destacó que no fue una buena decisión intentar derrocar al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, y sostuvo que hubo «precipitación y falta de organización».

El general retirado del Ejército brasileño mostró su preocupación ante la posibilidad de que se produzca un conflicto armado en Venezuela, y rechazó cualquier intención de llevar a cabo una intervención militar extranjera en el vecino país.

La postura de Mourao contrasta con la del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien insiste en mantener una postura injerencista, plegada a las políticas de intervención de Estados Unidos contra el Gobierno Bolivariano.

Pese a ello, las autoridades de Brasil han subrayado que no permitirán que su territorio sea usado por terceros países para llevar a cabo un ejercicio armado de esta índole.

Información AVN