CIUDAD MCY.- Un llamado a la unidad de los pueblos y a denunciar las acciones desestabilizadoras aupadas por el Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela, Cuba y Nicaragua se elevó este sábado durante la instalación del IV Seminario por la Paz y Abolición de las Bases Militares Extranjeras, en Cuba.

La presidenta del Consejo Mundial de la Paz, María do Socorro Gomes, señaló que es una obligación de todos los revolucionarios del mundo apoyar al pueblo venezolano y a su presidente constitucional, Nicolás Maduro, reseña Prensa Latina.

El foro fue propicio para denunciar las acciones y sanciones imperialistas contra Cuba y Venezuela que pretenden afectar a los pueblos, lo cual fue considerado como acciones violatorias de la Carta de las Naciones Unidas.

El presidente del Movimiento Cubano por la Paz, Silvio Platero, anunció que como parte de las acciones de los pacifistas en el ámbito mundial quedó oficialmente constituido el 23 de febrero como el Día Mundial por la Paz y contra las Bases Militares Extranjeras.

Explicó que se escogió esa fecha porque ese día, en 1903, el entonces presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, firmó el Tratado Permanente mediante el cual Cuba aceptaba el establecimiento en parte de la Bahía de Guantánamo de una base norteamericana.

Entre otras causas justas del mundo a las cuales se conminó a pronunciarse a los delegados se mencionó la liberación del expresidente brasileño, Luis Inacio Lula, la retirada de las tropas de Siria y el rechazo a las acciones contra Cuba, Venezuela y Nicaragua en general.

Información AVN