Cuadrillas de mantenimiento y maquinaria pesada han sido utilizadas para recoger los destrozos ocasionados por la derecha fascista en La Victoria | FOTO PRENSA ALCALDÍA DE RIBAS

CIUDAD MCY.- La alcaldesa Sumiré Ferrara ofreció un balance sobre los hechos violentos ocurridos en el municipio José Félix Ribas en los últimos días, y responsabilizó directamente a Karin Salanova y a Ismael García por todos daños generados por sectores adversos al Gobierno Bolivariano, que no solo ocasionaron pérdidas materiales sino también humanas.

Denunció la guerra psicológica, injurias y amenazas que ha recibido tanto ella, su familia, trabajadores y militantes revolucionarios de grupos afectos a la derecha venezolana, y aseguró que los únicos responsables de cualquier hecho lamentable de su núcleo familiar y laboral serán los apátridas Karin Salanova e Ismael García.

La autoridad municipal señaló que desde la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente de Venezuela el pasado 23 de enero en el municipio Ribas se ha venido suscitando una serie de acontecimientos fascistas y terroristas que han creado zozobra y miedo en los ciudadanos.

Informó que en total son trece manifestaciones las que han sido convocadas hasta los momentos por la oposición en Ribas, de las cuales seis han sido violentas, dejando heridos, fallecidos y provocando daños y destrozos en la población.

Recordó que la primera de ellas fue el pasado 9 de marzo, día del ataque cibernético al Sistema Eléctrico Nacional, cuando no solamente propiciaron guarimbas sino además saqueo al Mercado Solidario del sector La Otra Banda, e incendiaron la sede del Partido Socialista Unido de Venezuela.

El día 23 de marzo y el 4 de abril, indicó la alcaldesa de Ribas, guiados por lo que denominaron Operación Libertad, continuaron con las guarimbas en El Piccolo, donde rayaron los murales de la Revolución y las calles con palabras obscenas y amenazas de muerte a los dirigentes revolucionarios.

Luego de la visita del autoproclamado Juan Guaidó, el pasado 26 de abril, afirmó que se acrecentaron los ataques terroristas y fascistas en el municipio, convocando para el 30 del mismo mes el intento de golpe de Estado, donde con manifestaciones violentas en el Piccolo y distintos puntos de la municipalidad dejaron heridos, muertos, colocaron barricadas, incendiaron el PSUV, la Sala de Batalla Social de Vista Hermosa y el Módulo de Poliribas (frente a Morichal), derribaron señaléticas, paradas, quemaron cauchos y levantaron las alcantarillas impidiendo el libre tránsito.

Los actos violentos de la Operación Libertad se prolongaron los dos primeros días del mes de mayo en la esquina El Piccolo, Vista Hermosa, Las Mercedes, Gran Campo, plaza El Alba, Soco, Banco Venezuela y otros puntos del municipio con barricadas, quema de cauchos, destrozo total de la Sala de Batalla Social y derrumbe de las defensas del puente del Piccolo. Asimismo, desde el 30 de abril hasta el 2 de mayo un grupo de motorizados encapuchados y armados estuvieron recorriendo día y noche las calles y avenidas amedrentando a los ciudadanos y comerciantes, obligándolos a bajar sus santamarías bajo amenazas de muerte y saqueos.

Lamentó las pérdidas humanas ocurridas durante las manifestaciones y se solidarizó con padres, madres y familiares de las víctimas. Aseveró que “lo material se recupera, pero la vida de un ser humano no”. En tal sentido, denunció a los líderes políticos de la derecha que para tratar de alcanzar sus fines políticos utilizan a los jóvenes como carne de cañón y los enfrentan entre ellos.

Agradeció al gobernador del estado Aragua, Rodolfo Marco Torres, a los distintos organismos de seguridad para restablecer el orden público, para luego con el Poder Popular y cuadrillas de mantenimiento hacer la recolección y limpieza de todo el material.En este sentido, subrayó que el municipio Ribas es y seguirá siendo territorio de paz.

Para finalizar, informó que los organismos de seguridad están realizando las averiguaciones respectivas en torno a todos los hechos.

Información PRENSA ALCALDÍA DE RIBAS