Legislador (PCV) Douglas Gómez | FOTO PRENSA CLEBA

CIUDAD MCY.- Ante el asalto ilegal de la embajada de la República Bolivariana de Venezuela, desde el buró político comité central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), el legislador Douglas Gómez rechaza de forma contundente una nueva escalada en las agresiones del imperialismo estadounidense contra el pueblo venezolano, señalando que el asalto ilegal a la embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Washington se realiza en el marco de las violaciones sistemáticas del derecho internacional y de los derechos humanos por parte de EEUU.

Asimismo, el parlamentario señaló que “desde el PCV valoramos altamente la solidaridad valiente, firme y heroica de los ocupantes dentro y fuera de nuestra misión diplomática que resguardaron el edificio ante los intentos de los grupos fascistas de la oposición venezolana de ingresar por la fuerza al inmueble, con lo cual queda demostrado que la solidaridad no tiene fronteras, es expresión de la lucha de los pueblos contra el capitalismo”.

Igualmente, manifestó que los miembros de diferentes organizaciones de solidaridad en los EEUU se instalaron durante más de un mes en la embajada y fueron privados por el Gobierno de Donald Trump de electricidad, agua, medicinas y alimentos, fueron brutalmente reprimidos y finalmente sacados esposados del territorio que es venezolano, violando lo estipulado en la Convención de Viena, en la cual se expresa que “los locales de la misión diplomática no pueden ser penetrados por agentes del Estado receptor, sin el consentimiento del jefe de la misión. Por lo tanto, el Estado receptor tiene la obligación de proteger las sedes diplomáticas contra toda intromisión o daño y evitar que se perturbe la tranquilidad de la misión”.

En el marco de estos hechos, el PCV eleva su voz de indignación frente a la política imperialista y fascista de Estados Unidos de Norteamérica, pretendiendo dominar nuestros territorios con la política nefasta de la Doctrina Monroe (1823) y denunciamos además la indiferencia cómplice de Unión Europea ante tales actos, que en muchas ocasiones supone una arremetida contra el derecho internacional y los derechos humanos.

Información PRENSA CLEBA