CIUDAD MCY.- Desde Ginebra, Suiza, donde se lleva a cabo la 72ª Asamblea Mundial de la Salud, el ministro del Poder Popular para la Salud, Carlos Alvarado, denunció las consecuencias del bloqueo económico en materia de salud impuesto contra Venezuela desde 2014 con la declaración de amenaza inusual y extraordinaria dictada por el expresidente Barack Obama y que continúa con la administración de Donald Trump.

Explicó que las medidas adoptadas por el Gobierno estadounidense desencadenaron el bloqueo de los pagos, necesarios para la adquisición de medicinas e insumos para la salud, lo que ha dificultado el acceso a los bienes y materias primas para ofrecer atención al pueblo venezolano. Estas medidas “causan muerte y sufrimiento al pueblo venezolano y violan en forma total los derechos humanos”, enfatizó el ministro.

El representante de la cartera de Salud venezolana aclaró que las acciones solo tienen el objetivo de derrocar al gobierno legítimo del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, quien a pesar del bloqueo financiero contra Venezuela ha establecido cooperación con países como Rusia, China, Turquía y Palestina para enfrentar las criminales sanciones.

Destacó que el Gobierno nacional ha profundizado relaciones de cooperación con el Sistema de Naciones Unidas en materia de salud y con organizaciones internacionales como el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

VTV