CIUDAD MCY.- Los observatorios de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) dispuestos en los Cuadrantes de Paz en todo el país, son espacios para prevenir el consumo de drogas y estupefacientes y sirven para que niños, jóvenes y adultos pueden buscar orientación sobre riesgos del consumo de estas sustancias prohibidas.

Así lo aseguró la directora de Reducción de la Demanda de la ONA, Nuris Perozo, durante su participación en el programa Buena Vibra que trasmite Venezolana de Televisión, donde además dio a conocer que los funcionarios de este ente adscrito al Ministerio para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, no solo se encargan de diseñar políticas públicas, estrategias, planes, programas y proyectos para evitar el consumo de sustancias ilícitas, sino que aborda comunidades, escuelas, instituciones públicas y privadas, así como también centros penitenciarios.

Tambièn reveló que la ONA promueve estudios dirigidos a prevenir este flagelo, por lo que el 50 por ciento de las actividades preventivas desarrolladas en lo que va de año han estado dirigidas a la población escolar.

Precisó que cuando realizan un estudio toman en consideración el entorno, la región o el país en que se encuentra el niño o adolescente. “No son las mismas acciones en cada región de Latinoamérica, cada una tiene una particularidad”.

Definió a los estupefacientes como toda sustancia introducida al organismo, que modifica el sistema nervioso central y por ende transforma las sensaciones y conductas. “Una persona que consuma drogas no necesariamente genera una adicción y no convierte a adicta a una sustancia o es dependiente de ella”, puntualizó.

Explicó que han determinado cuatro fases en el uso de drogas: uso, abuso, consumo y dependencia.

Perozo detalló que existen ocasiones en el que el consumo está relacionado por factores genéticos. «Cuando observamos el comportamiento en el niño, visualizamos mediante el abordaje y remitimos a la Defensoría Escolar; allí se genera el expediente del infante y sus representantes».

La directora de Reducción de la Demanda de la ONA aseguró que la problemática del consumo de drogas es mundial, y cualquier persona no está exenta, por lo que hizo un llamado a la familia y a la sociedad para conocer este flagelo y sensibilizarse.

“Hablamos de drogas ilícitas e ilegales, este fenómeno sigue evolucionando; las instituciones no pueden quedarse atrás”, instó.

VTV