Los manifestantes expresaron su solidaridad con Venezuela al ondear su bandera durante la concentración | FOTO @PaoladrateleSUR

**El vicepresidente estadounidense busca afianzar lazos con sus países aliados en el hemisferio tras la amenaza hecha por el presidente Trump contra Venezuela.

CIUDAD MCY.- Una veintena de personas se concentró este miércoles a las afueras de la sede del Gobierno chileno en protesta por la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien insistió en ejercer la fuerza diplomática y económica contra Venezuela, durante una reunión con la presidenta Michelle Bachelet.

En el marco de la primera gira que realiza el vicepresidente estadounidense por Suramérica y Centroamérica, Pence reiteró las amenazas que hizo en su visita a Colombia y Argentina contra Venezuela, asegurando que EE.UU. ejercerá “más presión” diplomática y económica hasta restaurar la “democracia” en la nación suramericana.

Los manifestantes se presentaron con banderas de EEUU para quemar dos frente al Palacio de La Moneda y otras dos en un punto cercano a la sede. Esta acción fue anunciada por el Comité Chileno de Solidaridad con el Pueblo Bolivariano de Venezuela, aclarando que era una muestra del rechazo que sentían por la presencia de Pence y sus amenazas contra ese país.

Pence nuevamente calificó de “dictadura” al sistema venezolano e indicó que su país “no permanecerá como observador”.

“Estados Unidos usará toda su fuerza diplomática y económica hasta que se restaure la democracia en Venezuela. Trabajaremos con los países aliados en toda América Latina para llegar a una solución pacífica”, expresó Pence al salir de la reunión con la presidenta Bachelet.

Por su parte, la presidenta Bachelet afirmó que su país “no apoyará ni golpes de Estado ni intervenciones militares”, pero está de acuerdo con explorar nuevas estrategias para lograr “la restauración de la democracia en Venezuela a través de una salida pacífica y negociada”.

“Chile hará todo lo posible por apoyar a los venezolanos a encontrar un camino pacífico para recuperar su democracia”, señaló Bachelet.

Estas declaraciones se realizaron en el palacio presidencial de La Moneda, mismo lugar donde EEUU contribuyó al derrocamiento del presidente electo Salvador Allende durante el bombardeo y asalto de las tropas golpistas, encabezadas por Augusto Pinochet, a la sede gubernamental el 11 de septiembre de 1973, lo que desencadenó una de las dictaduras más sangrientas de toda América.

Información TELESUR