CIUDAD MCY.- El presidente Michel Temer y el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, provocaron en un año de gobierno el mayor desastre fiscal en la historia del país, sostuvo este miércoles el diario digital Brasil 247.

La catástrofe fue confirmada con el anuncio anoche de un notorio aumento del déficit en las cuentas del Gobierno central (Tesoro Nacional, Prevención Social y Banco Central), que según estimados de la publicación en los próximos tres años sumará unos 199 mil millones de reales (más de 62 mil millones de dólares).

Meirelles atribuyó la necesidad de revisar las metas a la frustración de los ingresos, en parte por causa de la caída de la inflación en los últimos meses, paradójicamente uno de los elementos más recurridos por Temer a la hora de hablar de los presuntos logros económicos alcanzados por su gobierno.

Según el ministro de Hacienda, el déficit fiscal de este año aumentará de 139 mil millones de reales (más de 43 mil millones de dólares), mientras el de 2018 pasará de 129 mil millones de reales (alrededor de 40 mil millones de USD) también a 159 mil millones de reales.

“Lo que ya era mentira, viró escándalo. Lo que era abuso, viró catástrofe. Lo que era astucia, viró caos en las cuentas públicas”, comentó por su parte la apartada presidenta constitucional Dilma Rousseff.

En una nota en la cual critica duramente el anunciado aumento del déficit fiscal, Rousseff recordó que los golpistas calculaban ganar una gran ventaja para cumplir fácilmente la meta propuesta para este año y con eso hacer creer a la población en una competencia que ellos no tienen.

Ahora “se juntan el hambre con la voluntad de comer, pues los parlamentarios que apoyan al gobierno golpista van a ayudarlo a aumentar todavía más el déficit”, acotó la exmandataria y advirtió que el resultado será la parálisis de la máquina federal y la depresión de la actividad productiva.

Información PRENSA LATINA