La Casa Amarilla de Caracas es la sede de la Cancillería de Venezuela | Foto TELESUR

**El ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, rechazó las acusaciones de la UE y denuncia que esta persigue provocar un cambio de Gobierno en su país.

CIUDAD MCY.- El Gobierno de Venezuela rechazó este miércoles las declaraciones de la alta representante de la Unión Europea, Federica Mogherini, como una clara subordinación a la estrategia del Gobierno de Estados Unidos.

En un comunicado oficial, la cancillería de Caracas denunció que la postura de la vocera responde a los planes de la administración del presidente norteamericano, Donald Trump, para forzar un cambio de gobierno por vías inconstitucionales.

“Este tipo de pronunciamientos injerencistas que acostumbra a hacer la Unión Europea en cada ocasión que se han establecido canales de diálogo político en Venezuela, más que propiciar, entorpece los esfuerzos de los venezolanos por llegar a acuerdos soberanos”, añadió el texto.

RESPETO PARA VENEZUELA

La actuación del organismo “forma parte de la estrategia guerrerista de Washington contra Caracas para propiciar el colapso de la economía nacional”, expone la nota de la cancillería a la vez que llamó a “una posición de equilibrio constructivo y a respetar la soberanía del país”.

Al respecto, la nota oficial denunció la congelación ilegal de fondos del Ejecutivo, como consecuencia del bloqueo financiero y comercial, que se encuentran precisamente en entidades bancarias del territorio europeo.

“Venezuela invita a sus Estados miembros a desligarse definitivamente de los perversos planes imperialistas contra el pueblo venezolano”, indicó la publicación oficial.

En recientes declaraciones, Mogherini se refirió a “la dramática situación humanitaria” en la nación sudamericana, así como a un supuesto “éxodo masivo de venezolanos”.

De acuerdo con Mogherini esto apunta a “la urgencia de una salida política a esta crisis, a través de elecciones presidenciales libres y creíbles”.

Información PL | HISPANTV