Rodríguez refirió que desde hace 14 meses se mantenían en seguimiento de estos terroristas | FOTO AVN

**El ministro Jorge Rodríguez dijo que las evidencias de la conspiración fueron recabadas en más de 56 horas de video.

CIUDAD MCY.- El vicepresidente sectorial de la Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, presentó este miércoles pruebas de un plan que involucra a la derecha venezolana e internacional en un nuevo intento de golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro.

Esta operación pretendía liberar al general venezolano Raúl Isaías Baduel, quien está detenido en las instalaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), para luego ser trasladado a la sede de Venezolana de Televisión con el fin de autoproclamarse como Presidente de la nación.

Las evidencias de este plan fueron recabadas en más de 56 horas de video que muestran planes desestabilizadores, los cuales se encuentran en poder de los cuerpos de inteligencia del Estado venezolano, que desde hace 14 meses se mantenían en seguimiento de estos terroristas.

Rodríguez informó que se incautaron 140 mil de cartuchos de ametralladoras; que estaba prevista la incursión de agentes israelíes, colombianos y norteamericanos en tres grupos de combate predeterminados para capturar al presidente Maduro, tomar la base aérea y el Palacio de Miraflores. “Todo esto con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos”, expresó.

SUCRE, LANDER Y ULISES

Los grupos de conjurados se denominaron Sucre, Lander y Ulises. El primero perseguía la captura y asesinato del Jefe de Estado venezolano, del presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, del protector del estado Táchira, Freddy Bernal, y de la primera combatiente de la nación, Cilia Flores.

El grupo Lander pretendía tomar la sede del Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y capturar al ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, así como la toma del Batallón Ayala, Bolívar y la Base Aérea La Carlota.

El Grupo Ulises planificaba la captura del nuevo director del Sebin, general en jefe Gustavo González López, relató Rodríguez. También se tenía la misión de asesinar a líderes de los movimientos sociales de las parroquias Sucre y 23 de enero de Caracas.

Estas pruebas del nuevo plan fueron mostradas en un “hampograma” de los grupos militares, disturbios y acciones terroristas que debían ser perpetradas entre los días 23 y 24 junio de este año.

Información VTV