CIUDAD MCY.- China acogió este martes con beneplácito los esfuerzos de la comunidad internacional, específicamente de Noruega, para impulsar una salida pacífica a la situación de Venezuela, al recalcar su postura de no injerencia en los asuntos internos.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, aludió que su Gobierno saluda la reanudación del diálogo entre el Gobierno y la oposición en el país, por lo que desea que este proceso arroje un consenso sustantivo y permita volver al camino del desarrollo y la prosperidad, sostiene Prensa Latina.

China respaldó de esta manera a las autoridades noruegas que han facilitado el acercamiento de ambos sectores en Barbados, no sin antes recalcar que solo a ellos les competen resolver las diferencias en consultas independientes, inclusivas y apegadas la Constitución venezolana.

Geng enfatizó en la necesidad de tener en cuenta los principios de Carta de la Organización de Naciones Unidas y las normas básicas de las relaciones internacionales durante cualquier negociación.

Finalmente, instó a la comunidad internacional a construir un rol más constructivo aún y ayuda a Venezuela para hallar una solución política lo antes posible.

La nación asiática mantiene firme su apoyo a los esfuerzos del presidente constitucional, Nicolás Maduro, para salvaguardar la soberanía nacional, la independencia y la estabilidad de su territorio.

VTV