CIUDAD MCY.- La revitalización del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), así como el fortalecimiento de la unidad y cohesión entre sus 120 Estados miembros, fue la principal tarea que emprendió Venezuela durante la presidencia pro témpore que ejerció en el trienio 2016-2019.

En el informe presentado este domingo en la clausura de la Reunión Ministerial del Buró de Coordinación del MNOAL, que se realizó en la ciudad de Caracas, se señala que en los últimos tres años, el principal objetivo de Venezuela “ha sido el de fortalecer la unidad y cohesión” de este organismo multilateral para “preservar la toma de decisiones por la vía del consenso, y fomentar la solidaridad, a partir del entendimiento, el respeto mutuo y la necesidad de acomodar las distintas posiciones y puntos de vista”.

Es por ello, que se ha intensificado el trabajo para mantener un papel pro activo en el escenario internacional, fomentando debates e intercambios que garanticen la vigencia del organismo en la actual coyuntura mundial, “así como su importante papel de contrapeso e influencia en los distintos procesos de negociación intergubernamentales en el plano multilateral”, resalta el informe.

Igualmente, se resalta que desde septiembre de 2016 se concretaron más de 100 intervenciones, en distintas sesiones, debates, reuniones plenarias o eventos de alto nivel que han tenido lugar principalmente en el marco de las Naciones Unidas.

En el referido documento se destaca la participación en el marco de la Tercera Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre Asuntos Sociales, Humanitarios y Culturales, donde se alcanzaron importantes consensos entre los Estados miembros del Movimiento para promover y defender los principios que rigen a este organismo, durante los diálogos interactivos con los distintos expertos independientes y relatores especiales en materia de derechos humanos.

Asimismo, el buró de coordinación del MNOAL mantuvo un constante apoyo a la causa palestina, mediante su participación en los debates trimestrales del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Durante la presidencia pro témpore ejercida por Venezuela, se logró que en las Reuniones Ministeriales convocadas en septiembre de 2017 y 2018, en los márgenes del Segmento de Alto Nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas, se suscribiera una declaración política sobre la “Promulgación e Implementación de Medidas Coercitivas Unilaterales en Violación del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos de los Pueblos sujetos a éstas”, dado que nuestro país ha sido sometido a medidas ilegales por parte de Estados Unidos y sus aliados en el mundo, para someter a nuestra nación en los ámbitos financiero, económico y comercial.

En el documento se refiere que en noviembre de 2017, y gracias a los esfuerzos de Venezuela, se respaldó una declaración para renovar el compromiso de los 120 Estados miembros del MNOAL sobre Derechos Humanos y Diversidad Cultural (Teherán+10).

Es mediante esta declaración política, que en 2018 se alcanza una resolución del Movimiento para el establecimiento del día 24 de abril, como el Día Internacional del Multilateralismo y la Diplomacia para la Paz.

Agenda activa

En sus distintos capítulos, el MNOAl ha intensificado su trabajo, en los últimos tres años, bajo la presidecia pro témpore que ejerce Venezuela y que entregará a Azerbaiyán en el próximo mes de octubre, en la XVIII Cumbre del organismo.

El informe señala que en Ginebra se han concretado más de 70 intervenciones en el Consejo de Derechos Humanos, logrando la presidencia venezolana “formular intervenciones, por primera vez a partir de 2018, durante la consideración del tema referido al Examen Periódico Universal (EPU), así como la organización del Panel Bienal sobre el Impacto Negativo de las Medidas Coercitivas Unilaterales en el Disfrute de los Derechos Humanos, en el año 2017”.

En cuanto a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Movimiento ha participado continuamente con intervenciones consensuadas en el debate general de la Conferencia Internacional de Trabajo, celebrada anualmente durante el mes de junio, y ha mantenido la práctica de convenir Reuniones de Ministros de Trabajo del MNOAL en los márgenes de la Conferencia, durante las cuales se ha logrado consenso para adoptar diversas declaraciones políticas.

Respecto a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se han suscrito declaraciones políticas en torno a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y la salud.

Con respecto al capítulo La Haya, el MNOAL ha asistido a la agenda de trabajo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), para lograr el desarme general y completo de las armas químicas, bajo un control internacional estricto y efectivo, incluida la prohibición y su destrucción.

AVN