CIUDAD MCY.- El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este domingo que la Fiscalía General de la República, bajo la dirección de Luisa Ortega Díaz, protegía a las redes de corrupción y extorsión en el país.

El jefe de Estado aseguró que en cuatro años de mandato nunca contó con el apoyo de la exfiscal para investigar los casos de corrupción.

Explicó que uno de los casos que le refirió a ella fue de algunas empresas vinculadas a la Faja Petrolífera del Orinoco y detalló que luego de ordenar a los cuerpos anticorrupción del Estado que realizaran las investigaciones respectivas para determinar culpables, cuando se le informó a la Fiscalía General esta funcionaria “le avisó a los corruptos, se fueron del país y les cobró millones de dólares con los cuales abrieron cuentas en el exterior”.

Afirmó tener las pruebas, en original, de los bancos en islas y paraísos fiscales de El Caribe donde el propio esposo de la exfiscal, German Ferrer, era el encargado de una red de extorsión que protegía a la corrupción en el país.

En ese contexto, Maduro manifestó que aún hay mucho que hacer para erradicar la corrupción en el país y dijo que confía que desde la Asamblea Nacional Constituyente, “con todo el poder que tiene”, se combata a este flagelo.

“Es una cuenta pendiente que tenemos” desde el punto de vista punitivo, educativo, moral y cultural.
En ese sentido, llamó al pueblo a seguir insistiendo en construir una sociedad de hombres y mujeres con valores de respeto y honestidad.

“Es una gran batalla, no te voy a decir que la vamos a ganar en meses o en años, va a ser una batalla que nos va a llevar bastante tiempo”, pues “la corrupción es una plaga que ha atacado durante mucho tiempo un país muy rico: Venezuela”, concluyó.

Información AVN | CORREO DEL ORINOCO