CIUDAD MCY.- “Nos impiden tener acceso a alimentos, medicinas, bienes esenciales. No estamos pidiendo que nadie nos dé esto, tenemos el dinero para comprarlo. Ahora Estados Unidos dice que quiere sancionar el programa CLAP, mientras niega que los activos de Venezuela compren alimentos para importar”, aseveró el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, en entrevista con el periodista Max Blumenthal de Grayzone.

El Mandatario Nacional indicó que un asesor de Henri Falcón escribió un artículo en el que cree que como resultado de estas acciones ilegales contra Venezuela la nación experimentará “una hambruna en los próximos 12 meses y dijo que las sanciones están diseñadas para hacer precisamente eso, causar una hambruna”.

El presidente Maduro explicó que el programa CLAP es acrónimo de Comités Locales de Abastecimiento y Producción, el cual fue creado en el año 2016 para la distribución alimentos en las comunidades más vulnerables.

“Hoy tenemos 33 mil Comités Locales de Abastecimiento y Producción. Esos 33 mil CLAP llegan a más de 6 millones de familias”, especificó.

Destacó que en Venezuela habitan 30 millones de habitantes y “cada familia tiene cuatro miembros. Esto significa que los CLAP llegan a casi el 80 por ciento de las familias venezolanas, particularmente a las más pobres”.

El Mandatario Nacional en su conversación con Blumenthal preguntó si en los Estados Unidos contaban con algo parecido: “Una caja con 24 productos, 24 productos fundamentales, subvencionados, se entregan en la casa. En algunas partes del país hemos logrado entregarlo cada 15 días, en otros cada 20 días”.

“Pero puedo garantizar, Max, que el programa CLAP continuará. Que no habrá hambruna en Venezuela. Como digo en Venezuela, y no sé si esto se puede traducir al inglés, ya sea lluvia, truenos o relámpagos, los CLAP continuarán y continuaremos sirviendo a esos 6 millones de hogares con producción nacional y un gran esfuerzo de nuestra parte”, aseguró.

Recordó que esta situación no sucedió en el Irak de Saddam Hussein. Explicó que el Mandatario iraquí tenía sanciones aprobadas por la ONU: “No eran medidas unilaterales. No eran ilegales. Eran multilaterales y legales. Aunque pueden haber sido injustos”.

“El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó un programa de petróleo por alimentos. Aceite para medicina. Incluso Saddam Hussein, en este momento cuando estaba en una guerra militar con los Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de la ONU le abrió un camino para importar alimentos y medicinas”, resaltó.

El presidente de la República calificó a Donald Trump, John Bolton, y los extremistas gobiernan los Estados Unidos como “extremistas del Ku Klux Klan. Al igual que el KKK que atacó las casas de activistas de derechos civiles, están tratando de atacar nuestra casa, Venezuela”.

Para finalizar, el presidente Maduro, con optimismo, aseveró: “Con producción y trabajo, venceremos el plan criminal para provocar una hambruna en Venezuela llevada a cabo por Donald Trump, John Bolton y el KKK que gobierna la Casa Blanca”.

VTV