La Dimensión Latina original regresa nuevamente para alegrar a las familias venezolanas | FOTO ALBA CIUDAD

CIUDAD MCY.- Fundadores e integrantes del grupo La Dimensión Latina, Patrimonio Cultural de la Nación fueron los invitados de lujo este lunes en el programa Soy lo que somos, la semana pasada, el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (Sapi) resolvió un problema legal con su marca, que llevaba 18 años secuestrada por personas que usurpaban su nombre, dando fin a una larga batalla legal.

El pasado 22 de enero, el presidente Nicolás Maduro ordenó entregarle a La Dimensión Latina su certificado como Patrimonio Cultural, por todo el aporte que ha dado a la música popular, la salsa y a la alegría de la familia venezolana. Sus integrantes recibieron el pasado 19 de marzo la distinción como Patrimonio Cultural de Venezuela por parte del Gobierno Bolivariano.

Elio Pacheco, uno de los fundadores de la agrupación, destacó que llevan 45 años recorriendo el país y el mundo entero. “Nunca ha dejado de sonar en Latinoamérica, los grandes salseros nos reconocen como la orquesta matriz de nuestra América” dijo.

Pacheco se mostró muy agradecido con el presidente Nicolás Maduro por haberlos reconocido como Patrimonio Cultural de la Nación, una iniciativa que tuvo el Presidente Chávez en 2005, pero que tardó once años en concretarse.

Recordaron que Elio Pacheco, Joseíto Rodríguez, César Monge y José Rojas fueron los fundadores de La Dimensión Latina, junto a Oscar D’León y Jesús Figueroa Galoe (ya fallecido), Wladimir Lozano y Rodrigo Mendoza.

EL SAPI HIZO JUSTICIA

Joseíto Rojas explicó que el pasado viernes, el SAPI (Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual), ente del Gobierno Bolivariano adscrito al Ministerio de Economía y Finanzas les dio su registro de marca como Asociación Musical La Dimensión Latina, pues el nombre estuvo secuestrado por 18 años. “Nos queda para celebrar todo lo que nos queda de vida”, expresó.

La ministra de cultura, Alejandrina Reyes se mostró honrada que el Estado haya reivindicado a dicha orquesta emblemática del país solucionando ese delicado problema legal. “Esas cosas terribles que hizo alguien, usurpando el nombre e incluso la imagen de ustedes, y después se presentaban ellos. No permitían honrarlos, ¡ustedes son trabajadores de la Cultura!” apuntó.

Información ALBA CIUDAD