La iglesia Nuestra Señora del Buen Consejo se ubica en el centro de El Consejo, municipio Revenga | FOTOS JAIRO GIL

CIUDAD MCY.- Imponente. Así se deja ver entre las montañas y los verdes árboles la iglesia Nuestra Señora del Buen Consejo, ubicada en el municipio José Rafael Revenga, la cual guarda increíbles historias entre sus finas paredes de ladrillo, los cuales empiezan a tomar vida nuevamente gracias a los esfuerzos realizados por el Gobierno Bolivariano de Aragua, en el marco de la Misión Venezuela Bella.

De la mano de la Constructora de Aragua (ConstruAragua) y algunos trabajadores propios de la comunidad, el recinto religioso atraviesa por una gran restauración, que busca devolverles a los feligreses un hermoso templo, que con el pasar del tiempo se convirtió en Patrimonio Cultural de la Nación y un ícono del lugar.

Los obreros de ConstruAragua trabajan actualmente en la restauración de la fachada del reconocido templo

Vilmer Sánchez, ingeniero encargado de la obra, explicó que en la primera etapa los obreros se han encargado de retirar la cal y las pinturas que fueron aplicadas anteriormente, para colocar friso nuevo y pintar de color blanco, hasta que la comunidad defina los tonos con los cuales serán recubiertas las paredes.

En algunas zonas se empezó a aplicar el friso nuevo para posteriormente pintar la fachada

También la cúpula y el campanario serán restaurados y, a su vez, se colocarán las placas de identificación que contienen información del lugar, incluyendo las últimas remodelaciones de la iglesia.

Agregó que “el techo de los laterales se restituirá, para ellos se removerán las placas actuales, luego se aplicará el manto, y posteriormente, las tejas asfálticas, las cuales se caracterizan por ser duras, versátiles, resistentes al viento y se adaptan al clima”.

Sánchez aseguró que, para una segunda etapa de la obra, plantean rehabilitar el techo de la parte central, para sustituir la madera que luce totalmente deteriorada, para colocar techo machihembrado, para mantener la misma línea que la iglesia conserva.

MÁS DE 200 AÑOS DE HISTORIA

Exactamente 219 años han transcurrido desde que los feligreses vieron abrir por primera vez las puertas de la iglesia Nuestra Señora del Buen Consejo en 1777, pues resultaba una necesidad para quienes, cada día, debían trasladarse a La Victoria para asistir a misa.

La imagen de la Señora del Buen Consejo llegó a la iglesia en 1777

Wismar Delgado, restaurador de figuras religiosas de la entidad, habló acerca del proceso de crecimiento que ha tenido el santísimo lugar de Revenga. “Cuando se construyó, solamente se hizo la nave central, luego ante el aumento de la población y con el cura Edgar Zapata como regente se hizo la ampliación de las naves laterales entre 1983 y 1984”, señaló.

De acuerdo con Delgado, la restauración más reciente fue aproximadamente en el año 2000, cuando se remodeló el techo de madera de la nave principal y se arreglaron los anexos laterales, donde está la capilla del Santísimo y donde reposan los restos del padre Omar Tejada.

En este sentido y tomando en cuenta el tiempo que ha transcurrido desde su última rehabilitación, quienes frecuentemente acuden al templo agradecen al gobernador Rodolfo Marco Torres por poner en ejecución la obra que había sido solicitada por el pueblo.

“El pueblo está emocionado, nuestras oraciones están con esta reparación que el gobernador está haciendo; por eso queremos hacerle saber a él que nos sentimos agradecidos. Su apoyo para nosotros es muy importante, porque este templo es un ícono para nosotros. Gracias, siempre va a estar en nuestras oraciones”, expresó Gabriel Serra, presidente de la Sociedad Nuestra Señora del Bueno Consejo.

ORGULLOSOS DE SU PATRONA

Si de algo se sienten orgullosos los habitantes de El Consejo es de su patrona, la Señora del Buen Consejo, de ella conservan tres figuras. Una es en forma de busto y es la que los acompaña en las procesiones.

Otra es conocida como La Gorda, encargada de reinar en el pueblo desde la creación de la iglesia en 1777, cuando la hija de Martín Tovar y Tovar, uno de los creadores del recinto, la trajo desde Italia. Es de tamaño completo y viste un delicado traje rosado con un manto en color azul con bordados en dorado. Actualmente reposa en la Casa Parroquial, y es la consentida de los feligreses.

Y La Flaca, que tallada en madera llegó también desde el país europeo en 1954, y es la imagen que actualmente reposa en el templo.

De acuerdo con Wismar Delgado, ésta es la única iglesia de Latinoamérica que tiene la virgen a cuerpo entero; además, su rostro se llena de orgullo, al relatar que solo él ha tenido la bendición de restaurarlas.

“Yo he tenido la oportunidad de restaurar muchas imágenes, pero mi mayor bendición ha sido restaurarla a ella, a nuestra patrona. Y con ayuda de los feligreses, la vestimos también, ha sido un trabajo en conjunto, y año tras año la veneramos”, señaló.

UN POCO DE HISTORIA

Según los pobladores de El Consejo, entre la tercera y cuarta columna de la iglesia reposan los restos de los soldados que murieron en la Batalla de El Consejo del 20 de mayo de 1821.

LA CELEBRACION

Los vecinos de El Consejo celebrarán las fiestas patronales de El Consejo en honor a la Virgen del 6 al 8 de septiembre.

JHOSMARI BLANCO