CIUDAD MCY.- Diversos países de América Latina han introducido innovaciones tecnológicas en la aplicación de los cuestionarios censales en sus respectivas naciones.

Para el XIV Censo Nacional de Población y Vivienda (2011), la Oficina de Tecnologías de Información del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) tomó la decisión de utilizar en los Dispositivos Móviles de Captura (DMC), el desarrollo de las aplicaciones que corrieran en el Sistema de Procesamiento para Censos y Encuestas (CSPRO, por sus siglas en inglés), un paquete que permite la captura, procesamiento, tabulación y mapeo de la información de las encuestas.

El levantamiento de la información censal en Venezuela del 2011, se efectuó entre el 1º de septiembre y el 30 de noviembre. Mediante la adquisición de unos 22 mil dispositivos denominado Personal Data Assistants (PDA), herramientas de última generación, se agilizó el registro de datos. Esto otorgó mayor confiabilidad a la información ya que garantizó que la data recogida llegara a los centros de recepción de forma totalmente segura y sin alteraciones. Este evento fue avalado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Para este XV Censo Nacional de Población y Vivienda, que se encuentra en su primera fase de ejecución en siete parroquias de Caracas, se tienen previstas dos fases: la primera, el registro de las unidades inmobiliarias. Allí se fijará una etiqueta en las puertas de hogares, comercios y locales, con un código QR único, que identificará el inmueble. Esta cédula de la propiedad podrá ser consultada por las personas, y desde cualquier plataforma para diversas fuentes de información en todos los entes públicos para la optimización.

La segunda fase será el empadronamiento censal. Allí el objeto de trabajo será la familia, a quienes se realizará una serie de preguntas para recabar los datos que serán cargados en el Sistema Estadístico y Geográfico Nacional instruido en el Plan de la Patria 2019-2025.

Información AVN