Los cultores aragüeños rindieron un sentido homenaje a una de la cultoras más prolíficas de la entidad | FOTO PRENSA SSPPC

CIUDAD MCY.- Un nutrido grupo de cultores populares aragüeños rindió emotivo homenaje a Maruja Flores, en el marco del segundo aniversario de su integración universal, actividad impulsada por el Gobierno Bolivariano de Aragua, a través de Secretaría de Cultura, realizado el pasado fin de semana en el Centro Cultural Higuaraya Capanaparo.

La Fiesta para Maruja contó con participación de los pequeños talentos del Semillero Proyart, Cátedra de Joropo Central Juan Sanabria, academia teatral Garabato Motita, Colectivo Fabuladores de Aragua, Luisana Ramos (Zanahoria), Miguel Silva, los reconocidos intérpretes del bolero Gaby Bon, Gregory Sánchez y Aída Soledad, los poetas Erasmo Fernández, Manuel Cabesa, Ingrid Chicote, Eddy Gómez, Pedro Ruiz y Yadira Pérez, los músicos Argenis Barrios y Jhibaro Rodríguez, además del colectivo cultural Canto de Corazón y los artistas Juan Martín Rivas y Simón Añez.

La periodista Omaira Ochoa cerró el icónico evento, con la lectura de una apasionante crónica de su autoría, sobre la historia del Centro Cultural Higuaraya Capanaparo, institución creada por Maruja.

“Maruja tiene un gran significado en nuestra cultura regional, por cuanto dedicó su vida, desde muy jovencita, a la formación, investigación y difusión de las culturas tradicionales venezolanas. No solo fue una promotora cultural, sino que fue una incansable investigadora. Ella se dedicó a estudiar, por ejemplo, todo lo relacionado con el tejido guajiro y la cerámica, para difundir luego, estos conocimientos, en comunidades populares. Y luego se dedicó a la formación. El Centro Cultural Higuaraya Capanaparo, siempre fue un centro de talleres y difusión de actividades relacionadas con música, poesía, artesanía, teatro, cine, y todo tipo de manifestaciones culturales”, señaló el laureado poeta Pedro Ruiz.

El evento contó con una novedosa expoventa de artesanía venezolana, a cargo de la Asociación de Artistas Contemporáneos Daniel Herrera, libros, obras de artes visuales, comida típica venezolana y dulces criollos, elaborados por las Dulceras de Palo Negro.

“Maruja fue una gran pedagoga. Fue esencialmente, una gran emprendedora, mujer de gran fuerza, recio carácter y gran luchadora social, consciente de la importancia de la cultura, como elemento humanista capaz de nutrir y curtir nuestras almas. Fíjate que, sin alma seríamos unos desalmados. Maruja tuvo su mirada, siempre puesta en Venezuela. Era una mujer de su tiempo, que proyectó sus conocimientos para las nuevas generaciones. Y así, en los años 70, creó el Centro Higuaraya Capanaparo, con la finalidad de convertirlo en sitio de encuentro para el Pueblo”, finalizó el célebre cronista y poeta trujillano.

Información PRENSA SSPPC