Las sesiones del taller se realizarán todos los jueves de octubre, a las 10:00 am | FOTO PRENSA SSPPC

CIUDAD MCY.- Abocados a potenciar el ideario creativo popular y estimular a la lectoescritura, a través del análisis de historietas, películas, radionovelas, películas, microtextos periodísticos y las novelas policíacas, del oeste, románticas, eróticas o de aventuras, ya sean orales o escritas, el Gobierno Bolivariano de Aragua, a través de Secretaría de Cultura, la Red de Bibliotecas Públicas y Casa de las Letras Andrés Bello, inició el taller sobre paraliteratura, actividad impartida por la escritora maracayera Gloria Dolande, que se realizará todos los jueves de octubre y noviembre en espacios de la Biblioteca Pública Agustín Codazzi.

El novedoso taller interactivo, que estudiará durante las primeras mesas de trabajo a reconocidos autores del género policial y la novela rosa, como son Agatha Christie y Corín Tellado, así como populares historietas de los años 60 y 70, como El Llanero Solitario, El Santo, Susie y Kalimán, abordó el significado de paraliteratura, también conocido como una literatura popular o light, que constituye una alternativa a la literatura tradicional.

“Durante las ocho sesiones que durará este taller sobre literatura no académica, concebido para nutrir las vivencias del lector, nos abocaremos ante todo a propiciar espacios para la lectura y el debate, mientras se generan pensamientos reflexivos en comunidades populares, a través de peculiares historias emanadas de la paraliteratura”, acotó Rafael Ortega, coordinador de la Unidad de Literatura de la Secretaría de Cultura.

La actividad enfatizó en cómo históricamente la paraliteratura más que abarcar determinado tipo de obras literarias, constituye una parte de la cultura dirigida a las masas, que se aproxima mucho a la autoayuda pero que se vende como ficción.

En otras épocas, se hablaba de folletín, de pulp fiction o de Kitsch. De este último toma la característica tendencia a la imitación y falseamiento de temas serios, así como la explotación del exceso. Una característica que prácticamente define la paraliteratura es su similitud con el espectáculo televisivo, el ritmo sincopado de las respuestas, la tensión alrededor de la acción y no de las ideas.

“La próxima semana definiré exactamente las diferencias entre literatura y paraliteratura, así como las formas idóneas para diferenciar un texto de otro. A diferencia de la literatura tradicional, la pnunca sorprende a los lectores. Mientras que una obra clásica es imposible de clasificar en un género, la paraliteratura siempre está dentro de un género y si tiene éxito puede dar lugar a un subgénero de libros, como son las típicas secuelas. En sus relatos, predomina el diálogo sobre cualquier elemento descriptivo o cualquier digresión. En definitiva, la paraliteratura vive del halago al lector”, finalizó Dolande, quien invitó a comunidades populares, a participar de este novedoso taller, cuya próxima sesión se prevé para el jueves 10 de octubre, a las 10:00 am, en la Biblioteca Pública Agustín Codazzi.

Información PRENSA SSPPC