Las protestas estudiantiles en Colombia se vienen viendo desde 2018 FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- El pasado jueves, miles de estudiantes colombianos marcharon en las principales ciudades del país, para exigir al Gobierno que destine mayores recursos para la educación pública, que sufre un importante déficit financiero.

A pesar de alcanzar un acuerdo hace diez meses con el presidente Iván Duque que aumentaría el presupuesto del sector, la falta de recursos hizo que estudiantes, tanto de universidades públicas como de privadas, se lanzaran a las calles alegando que el pacto no fue respetado.

Uno de los estudiantes en la manifestación, Juan David Patiño, quien cursa la carrera de economía en la Universidad Nacional, declaró que “queremos que se cumplan los acuerdos que se pactaron el año pasado”.

El compromiso del Gobierno fue de unos 86 millones de dólares para Colciencias, institución rectora de la investigación científica, pero la realidad fue que solo unos 23 millones de dólares llegaron a los predios universitarios.

Por su parte, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, defendió al Gobierno diciendo que este “está cumpliendo”, y que, de cara a 2020, se le ha asignado al sector doce mil millones de dólares de presupuesto, que, según ella, es la cifra más alta de la historia.

La convocatoria para esta movilización fue hecha por la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (Unees), que incluye más de 50 instituciones públicas, así como por la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (Acrees).

Los reclamos también responden a casos de corrupción en varios entes educativos, y al uso de la fuerza policial antidisturbios en las últimas manifestaciones estudiantiles. Esta vez, las marchas sucedieron en las ciudades de Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, y le ha hecho frente un fuerte dispositivo de seguridad.

Sin embargo, la de este jueves se desarrolló de forma pacífica, aunque en algunas ciudades como Medellín (noroeste) y Bogotá, y de menor nivel en Cali (oeste). Por su parte, en Popayán (suroeste) y Barranquilla (norte) finalizaron con fuertes enfrentamientos entre manifestantes y miembros de la policía.

TELESUR