Cataluña ardió en la segunda jornada de protestas independentistas | FOTO SPUTNIK

CIUDAD MCY.- Decenas de hogueras ardieron en el centro de Barcelona la madrugada de este miércoles, durante las protestas proindependentistas que muestran su descontento tras la sentencia del ‘procés’. El Gobierno español condenó lo que calificó como una «violencia generalizada» que trata de imponer en Cataluña una «minoría».

Se registraron nuevas escenas de enfrentamiento entre los Mossos d’Esquadra (Policía catalana), los antidisturbios y los manifestantes que mostraban su rechazo a la decisión del Tribunal Supremo de condenar a los líderes independentistas responsables del referéndum unilateral de 2017. Las movilizaciones obstaculizaron calles, autopistas y vías del tren. En el centro de la capital, unas 400 personas cerraron la Gran Vía de Barcelona.

El Sistema de Emergencias Médicas confirmó que hay al menos 74 heridos y tres detenidos durante las protestas por supuesta «agresión» a las fuerzas policiales.

La Policía reprimió a manifestantes que derribaron unas vallas colocadas para crear un perímetro alrededor de la delegación del Gobierno español y prendieron barricadas con grandes focos de incendio en varias calles de Barcelona y otras ciudades.

El Gobierno español comunicó que «una minoría está queriendo imponer la violencia en las calles de las ciudades catalanas». Los disturbios tuvieron lugar en las ciudades de Barcelona, Tarragona, Girona y Lleida. «La violencia de esta noche está siendo generalizada en todas las protestas».

Información SPUTNIK