En medio de fuertes represiones de los carabineros, los manifestantes se mantienen en las calles | FOTO TELESUR

**Aunque la concentración comenzó de forma pacífica, el nerviosismo de las fuerzas de carabineros, empezaron a lanzar potentes chorros de agua y gases lacrimógenos.

CIUDAD MCY.- Reclamos para mejorar los servicios de salud y educación prevalecieron en las primeras marchas de este martes en Santiago y otras ciudades como parte de las manifestaciones de los últimos días en Chile.

Los trabajadores de estos dos gremios reclamaron salud y educación gratuita, como una forma de reconocer los derechos del pueblo. Las protestas en Chile siguen pese a que el presidente Sebastián Piñera cambió a ocho de sus ministros, sin embargo, ratificó en sus cargos a otros 16.

Más de 2 mil médicos y otros profesionales de la salud marcharon pacíficamente en demanda de medidas encaminadas a mejorar los depauperados servicios públicos de salud y garantizar la atención médica como un derecho para todos los chilenos.

Coincidiendo con la marcha de los trabajadores de la salud, empleados del sector educacional, en especial de la enseñanza preescolar, avanzaron en un ambiente pacífico y con cantos para reclamar mejoras en la enseñanza pública.

DE NUEVO LA REPRESIÓN

Aunque la concentración comenzó de forma pacífica, a medida que crecía el número de manifestantes parecía aumentar en igual medida el nerviosismo de las fuerzas de carabineros, que empezaron a lanzar potentes chorros de agua y gases lacrimógenos contra los pocos manifestantes que intentaban aventurarse a caminar por la Alameda.

En el centro de Santiago, apenas iniciada la marcha, la tónica fue el ruido de las explosiones de las bombas lacrimógenas, las sirenas de los patrulleros, los carros lanzaron agua que barrieron a los manifestantes.

Información PRENSA LATINA