Las numerosas marchas de productores de coca en Bolivia exigieron en varias oportunidades la salida de la autoproclamada Jeanine Áñez | FOTO RT

CIUDAD MCY.- A quince días de consumarse el golpe de Estado en Bolivia, movimientos sociales de los departamentos de Cochabamba y El Alto alcanzaron un acuerdo con representantes del Gobierno de facto instalado en el país.

El acuerdo prevé el levantamiento de los bloqueos de vías y el repliegue de las Fuerzas Armadas en el departamento. Este pacto incluye al sector cocalero del Trópico.

Asimismo, los movimientos sociales bolivianos exigen un alto a la persecución de dirigentes y la ayuda a las familias de los heridos y los fallecidos durante las protestas.

El acuerdo prevé asimismo establecer una comisión para evaluar, caso por caso, la situación de personas detenidas. El Ministerio de Gobierno deberá procesar las denuncias de excesos u omisión de protección por parte de la policía.

NO A LA IMPUNIDAD

Los movimientos sociales, además, exigen interpelar a representantes del Gobierno de facto por los asesinatos de manifestantes.

Es por ello que las víctimas de la represión golpista mantienen reuniones con las misiones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para dar testimonios y presentar pruebas de las agresiones.

El informe de estos encuentros podría ser presentado este fin de semana. Hasta el momento, se registran en Bolivia unos 30 muertos, así como más de mil detenidos y heridos.

LA LUCHA CONTINUA EN UN NUEVO ESCENARIO

El vicepresidente de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Andrónico Rodríguez, aseguró que Bolivia está en un momento muy difícil, pero seguirá la lucha en el nuevo escenario.

“El cambio duele hermanos, este cambio que pasó de la noche a la mañana”, expresó durante un cabildo en Huayllani, con la presencia de cientos de cocaleros.

“El presidente nos ha pedido, desde que era dirigente y por supuesto ahora también, unidad frente a esta adversidad. La unidad es arma letal para grandes historias”, dijo al referirse a Evo Morales, quien es la máxima autoridad de la Coordinadora.

Recordó que, a Evo “con mucha presión, de manera muy maliciosa, lo han insultado y no porque Bolivia esté mal hermanos, sino porque estaba en la presidencia, porque es indígena, porque es campesino y cocalero”.

Tenemos que empezar a encaminarnos de manera muy responsable frente a esto, exhortó el dirigente.

Información TELESUR