La rebelión del 27 de noviembre abrió paso al renacer de la Aviación Militar y de las luchas sociales | FOTO CORTESÍA GERÓNIMO FIGUEROA/CADENA CAPRILES

Ciudad MCY.- La rebelión militar del 27 de noviembre de 1992 reafirmó el derecho del pueblo venezolano a una transformación de la realidad social imperante en la cuarta República, sostuvo este miércoles Wilmar Castro Soteldo, miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

“Aquel día, las damas y caballeros del aire surcamos los cielos de nuestra convulsa patria para reafirmar el derecho del pueblo a una transformación profunda de la realidad social imperante”, expresó Castro Soteldo a propósito  de conmemorarse 27 años de referido alzamiento de la Aviación Militar.

Explicó que la rebelión resultó en el “colapso” de las élites gobernantes de la época y el fortalecimiento moral de los bolivarianos para la consolidación de la democracia popular.

“El 27-N hermano del 4-F tuvo en el colapso del sistema de conciliación de élites y en la imposición de la ortodoxia neoliberal su razón de ser. De aquellos azarosos y revolucionarios momentos venimos, que nos han quedado como lección y maestra de vida para la forja de una Venezuela bolivariana, democrática y popular. A todos aquellos venezolanos y venezolanas que vivieron con especial intensidad aquella fecha les abrazo”, refirió a través de la red social Twitter.

El 27 de noviembre de 1992 representó la segunda rebelión militar contra los gobiernos de la cuarta República o la conocida época del Pacto de Punto Fijo, y tuvo su epicentro en Caracas, además de Miranda, Carabobo y Aragua.

Este alzamiento fue protagonizado por varios oficiales de la Fuerza Armada y dirigentes revolucionarios de izquierda de organizaciones como Bandera Roja. Entre los militares que se sumaron a la rebelión destacan Luis Enrique Cabrera Aguirre y Francisco Visconti.

UNIÓN CÍVICO MILITAR SE FORTALECE EL 27 DE NOVIEMBRE DE 1992

Juvenal Rodríguez y Francisco Barrios, comandante y segundo comandante de la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, respectivamente, quienes participaron en la insurrección cívico-militar del 27 de noviembre de 1992, relataron sus vivencias de aquel día, y coincidieron en que esta fecha dividió la historia de Venezuela en dos.

«Cumplimos 27 años de aquella rebelión, de aquella insurrección por parte de nosotros, la muchachada, como lo decía nuestro comandante supremo (Hugo Chávez). Yo era teniente de una estrella, y mi misión ese día era no permitir que ningún autobús pasara, y así lo hice, hablaba con la gente que iba a sus trabajos y le decíamos que esto era una insurrección, pero que estábamos con ellos, con el pueblo», cuenta de manera anecdótica el comandante Rodríguez.

El comandante, quien fue entrevistado en el programa Café en la mañana, transmitido por Venezolana de Televisión, recordó lo mucho que le impactó el apoyo de la gente en aquel momento: «Era impresionante el apoyo que nos daba la gente cuando le hablábamos del porqué de esa rebelión».

El momento más crucial para Rodríguez fue cuando tuvo que enfrentar a un coronel. «Ese día el coronel Castellanos era el encargado de los tanques y fue a hablar con nosotros. Recuerdo que llegaron acabando con nuestra escuela de aviación militar, y yo le dije ‘por aquí no va a pasar’, me dio la mano y se fue. Después vinieron con sus tanques, uno de los cuales lo tenía como a diez metros de mí, un capitán me decía: ‘teniente suelta el arma o te quiebro’, y ahí fue que entré en razón, y nos entregamos y nos llevaron detenidos».

Para el segundo comandante de la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, Francisco Barrios, el 27 de noviembre tuvo un amanecer distinto, una diana diferente despertaba a los cadetes de la escuela básica de la otrora Fuerzas Armadas.

«Yo era cadete de primer año de la escuela básica de la FAN. Recuerdo que el toque de diana aquel día fue el rompimiento de la barrera del sonido de un avión sobre el cielo de Maracay, y sin duda, el 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992 partieron la historia de Venezuela en dos para las nuevas generaciones que nos forjamos y crecimos bajo la tutela y calor de la Revolución Bolivariana».

Información AVN