CIUDAD MCY.- En un 90% cayó la participación en el mercado internacional de la petroquímica filial de Pequiven, Monómeros, cuyas operaciones se desarrollan en Colombia, en donde el mercado también registró una caída del 15%, luego de la autoproclamación y la toma de control del presidente de la Asamblea Nacional — instancia que se encuentra en desacato desde 2016—, Juan Guaidó.

De acuerdo con una información del portal de investigación La Tabla, la empresa petroquímica, ubicada en Barranquilla, registró una caída en el volumen de ventas ubicándose en 700 mil toneladas métricas frente al millón cien mil toneladas que se produjeron en 2018.

Por su parte, en los once meses de 2019, la empresa ha logrado cumplir con poco más del 50% de sus metas presupuestarias y operativas, al tiempo que, acumula pérdidas por más de 20 millones de dólares.

En un informe presentado por Inteligencia Comercial — citado en el blog investigativo —, se evidencia la caída de las ventas de la empresa en el mercado internacional, lo que ha acumulado deudas que superan los 30 millones de dólares.

El manejo administrativo de Monómeros, a cargo de antiguos gerentes de PDVSA que participaron en el paro petrolero de 2002, ha generado la paralización de tres de las cinco plantas, entre ellas, la de tricalfos, solunpk y mezclas.

Esta situación se agrava con la incorporación de gerentes y directivos que operan bajo la modalidad de “multinstrucción” hecho que obliga asumir los gastos personales, de viáticos y seguridad de dichos funcionarios, que se estima supere los tres millones de dólares en 2019.

Información AVN