CIUDAD MCY.- El Gobierno estadounidense dio este martes un paso más en la agresividad contra Venezuela y Cuba al sumar a su unilateral e ilegal lista de entidades sancionadas a seis buques que transportan petróleo del país sudamericano a la isla.

Las embarcaciones castigadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC) son Ícaro, de bandera panameña, y Luisa Cáceres de Arismendi, Manuela Sáenz, Paramaconi, Terepaima y Yare, de bandera venezolana.

Según comunicado de la entidad federal gringa, Caracas y La Habana eludieron sanciones anteriores impuestas por EEUU al cambiarles los nombres a los barcos.

Esta medida, a la que seguirán otras, según amenazas estadounidenses, se produjo una semana después de la sanción a la compañía cubana Corporación Panamericana S.A por sus vínculos con Venezuela.

Como parte de su permanente injerencia, EEUU promueve diversas acciones, incluidos castigos económicos a empresas y personas, para sacar del poder a Maduro, reelecto en mayo de 2018 con 68% de los votos.

Información PRENSA LATINA