Sindicatos, maestros, indígenas, estudiantes, entre otros, manifiestan su descontento por la gestión gubernamental | FOTO PRENSA LATINA

**Las exigencias pasan por el retiro del paquete de reformas económicas, cumplir los acuerdos de paz, el cese del genocidio de líderes indígenas, entre otros puntos.

CIUDAD MCY.- Con un fuerte rechazo al Gobierno presidido por Iván Duque, miles de colombianos se movilizaron este miércoles en diferentes ciudades del país en el marco de la tercera huelga nacional en los últimos 14 días de protestas para que las autoridades atiendan sus demandas.

En Bogotá, Medellín, Cali, Nieva, Bucaramanga, Barranquilla, Cartagena, entre otras, se reprodujeron las concentraciones encabezadas por centrales sindicales, estudiantes, docentes y activistas sociales, que desde el 21 de noviembre pasado mantienen un paro contra la administración Duque.

Esta movilización se dio luego de un corto diálogo que se realizó el martes entre el Comité Nacional del Paro y el Gobierno que terminó sin avances.

El movimiento exige al Gobierno de Duque el retiro del paquete de reformas económicas, el cumplimiento de los acuerdos de paz, el cese del genocidio de líderes indígenas, así como un diálogo directo, entre otros puntos.

El alcalde Enrique Peñalosa había anunciado que la plaza de Bolívar no podría seguir siendo el punto de concentración de las movilizaciones que se vienen dando en medio del paro nacional, pero dio marcha atrás a la disposición.

Una petición del movimiento fue que elementos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional, responsables de la muerte del joven Dilan Cruz en una manifestación pasada, no se hicieran presentes en las movilizaciones, pero las autoridades rechazaron la moción.

El Gobierno y los promotores del paro se reunieron por segunda vez este martes en una mesa de diálogo bilateral exploratoria, para llegar a acuerdos puntuales sobre el pliego de peticiones.

Aunque hay desacuerdos en temas como la Ley de Financiamiento, la petición de disolver el Esmad y depurar la Policía, la reforma pensional y laboral, entre otros, ambos sectores están de acuerdo en que es necesario continuar con el diálogo, tras el fracaso del primer contacto.

Información SPUTNIK