Diversas organizaciones conmemoran la memoria de este emblemático cantautor | FOTO PRENSA SSPPC

CIUDAD MCY.- Abocados a recordar y difundir la genuina esencia humanista implícita en la obra del cantautor Otilio Galíndez, un nutrido grupo de cultores populares regionales, junto a la Coral Magisterial y la Coral Juvenil de la Unidad Educativa Miguel Otero Silva, se reunieron en la pérgola de la Casa de la Cultura de Maracay para conversar y cantar sobre el invaluable legado del insigne músico yaracuyano, además de dialogar sobre sus aportes a la cultura aragüeña, actividad impulsada por el Gobierno Bolivariano de Aragua, a través de la Secretaría de Cultura.

Durante la actividad, Emilio Cabrera, coordinador de la Unidad de Investigación de la Secretaría de Cultura, realizó una reseña sobre la vida y obra del ilustre poeta y cantor venezolano nacido el 13 de diciembre de 1935 en Yaritagua, estado Yaracuy, y fallecido el 13 de junio de 2009 en Maracay, estado Aragua.

“Aunque Otilio no nació en nuestra entidad nos dejó un legado humanista maravilloso a través de su música y canto, compartiendo a diario con el movimiento coral. La época navideña formó parte esencial en su vida, componiéndole gran parte de su repertorio, donde demostró al mundo su maravillosa forma de concebir a la humanidad”, apuntó Cabrera.

En sus palabras, Cabrera habló de Otilio refiriéndose a que “su infinita ternura se refleja en sus letras y poesías, en su canto a Jesús, María y José, recordándonos el hermoso significado de las palabras compartir, amor, familia y hermandad. Galíndez nos enseñó que la alegría espiritual es gratis y que al terrible bloqueo imperialista que padece nuestra Patria se le combate con profundo humanismo”.

Durante el evento, la Coral Magisterial del estado Aragua y la Coral Juvenil de la UE Miguel Otero Silva interpretaron un variado repertorio de sus canciones, las cuales forman parte del repertorio tradicional venezolano, entre las que se encuentran La Restinga, Caramba, Mi tripón, Felices Pascuas, Luna Decembrina, Allá en la tierra, Pueblos tristes y la célebre Flor de Mayo.

“Apoyar a Otilio es apoyar a nuestra Patria. Nosotros, como cultores populares estamos en la obligación de enseñar a nuestra juventud la importancia que tiene su obra, que constituye un intenso y hermoso cable a tierra para apreciar cuán profundo puede llegar la música al corazón de las personas”, finalizó el cuatrista y compositor de música llanera “El Indio” Carapaica.

Entre los temas compuestos por Galíndez predominaron las canciones navideñas, los aguinaldos y las parrandas, las cuales lo dieron a conocer en el repertorio venezolano, pero también compuso obras adscritas a ritmos como el vals, el bambuco, el galerón, el pasaje, la canción de cuna, las tonadas, el merengue, el joropo y el danzón.

Información PRENSA SSPPC